Las granjas de iPhones, o cómo convertir algo en tendencia sin intervención...

Las granjas de iPhones, o cómo convertir algo en tendencia sin intervención humana

Compartir

granjas iPhone

Es realmente complicado hacer que una aplicación triunfe en un mercado lleno de productos que, en algunos casos, cumplan incluso la misma función que tu propuesta. Al menos, para la gente que no tiene recursos, como veremos hoy, y es que, como muchos sabréis, hay organizaciones dedicadas a convertir cualquier cosa que circule por la red en tendencia en cuestión de segundos. En concreto, a los productos creados por personas que puedan permitirse este tipo de servicios.

Quizás te guste | Así es cómo Apple repara la pantalla de tu iPhone

El control de las tendencias es un negocio como cualquier otro, ya sea por medios tradicionales, o por otros algo más sofisticados y modernos como el que hoy os enseñamos. Si sabemos dar a nuestro producto una buena imagen, y logramos que corra la voz lo suficiente, seremos capaces de atraer a montones de personas interesadas en él. En este caso, con las granjas de iPhones nos saltamos la parte de que las personas opinen sobre el producto, y pasamos directamente a la parte de atraer a otros haciéndoles creer que es un buen producto.

Miles de iPhones a disposición del mejor postor

Imagen: TNAMCOT
Imagen: TNAMCOT

Básicamente, lo que hacen las organizaciones responsables de estas “granjas” es manipular a los usuarios, dándoles a entender que algo merece la pena porque tiene montones de descargas o me gusta. Lo que realmente ocurre es que cientos de iPhones, a veces miles, se dedican a descargar o acceder automáticamente a los contenidos programados, de modo que estos reciben un importante impulso fraudulento. Montones de bots con un mismo propósito, engañar.

Te puede interesar | El teclado físico para iPhone que pudo haber sido y nunca fue

Este método, como he comentado al principio, es usado por aquellos que pueden costearselo como algunas grandes empresas chinas, que durante años han estado manipulando servicios de mensajería como WeChat en su beneficio. En principio, no debería suponer ningún problema para el usuario, puesto que las compañías suelen revisar permanentemente el tráfico para evitar estas granjas de móviles, pero estos métodos no son infalibles. La cuestión es, entonces, ¿hasta donde está llegando la manipulación por medio de bots?

Vía | The Verge