Más detalles confirmados del iPhone 8: No Touch ID, barra de estado...

Más detalles confirmados del iPhone 8: No Touch ID, barra de estado dividida y Tap to wake

¡Este iPhone 8 cada vez nos gusta más!

Compartir

El HomePod de Apple está resultando mucho más prolífico y fiable en filtraciones que cualquier fabricante de la cadena de componentes del iPhone 8. Y es que aún no ha salido y ya sabemos gracias a su Firmware que llevará incorporado un fiable reconocimiento facial que permitiría el reconocimiento del rostro incluso parcialmente oculto. Pero hay más.

Según el desarrollador Troughton-Smith, otra de las conclusiones que se pueden deducir del código es que no habrá Touch ID integrado en la pantalla y es más, se cree que ni siquiera habrá Touch ID en el dispositivo. Desde luego, si hay un reconocimiento facial tan potente y fiable como parece, Apple no lo habrá considerado necesario y habrá mirado hacia delante apostando por algo más innovador.

Como ya sabíamos, la pantalla del iPhone 8 no tendrá bordes, salvo un pequeño marco en la parte superior donde se integrará la cámara para el reconocimiento facial y sus sensores. Al parecer, también habría una novedad que no esperábamos: una barra de estado divisible, para que el usuario pueda alterarla en función de sus necesidades de uso. En la barra de estado se incluye información como la intensidad de la conexión, nivel de batería, Wi-Fi, Bluetooth y la hora, que con el iPhone 8 podrán verse en distintas partes de la pantalla.

Otra característica novedosa que ahora ya podemos confirmar casi con total seguridad es la implementación de algo adoptado del Apple Watch, se trata de Tap to wake, que en el smartwatch de Apple es esa función que ilumina la pantalla cuando levantamos el brazo del reloj. Pues bien, en el iPhone 8 la pantalla se iluminaría con un doble tap y que vendría a sustituir algo que hacíamos anteriormente como era pulsar el botón Home.

Por cierto, ya no tendremos un botón Home como tal, sino que se llamará “indicador Home”, un botón que no será físico sino que se verá transformado en una zona de funciones que integrará varios controles y esta podrá ocultarse para actividades que requieran la pantalla completa como pueden ser los vídeos.

Asimismo, sabemos que ARKit y Fotos van a adoptar una nueva funcionalidad que empleará la cámara frontal para medir profundidad, algo llamado “ARFaceAnchor.”

¿Y cómo se sabe todo esto? Porque el HomePod que verá la luz en 2018 ya lleva una versión de iOS adaptada para el próximo flagship de Apple, concretamente el iOS 11.0.2, una actualización futura que saldrá después de iOS 11 y de la presentación de los nuevos teléfonos en septiembre.

Via | Macrumors