El Modelo 3 de Tesla y el iPhone de Apple tienen algunas...

El Modelo 3 de Tesla y el iPhone de Apple tienen algunas cosas en común

Las marcas top comparten muchas características.

Compartir

La cuestión de si, y en qué medida, los coches son como teléfonos ha estado siempre en el aire a lo largo de los últimos años, ya que hemos visto el nexo de la innovación de pasar de la tecnología que llevamos en nuestro bolsillo a lo que nos lleva a lo largo de las carreteras. La Fórmula 1 es un ejemplo de tecnología aplicada posteriormente a los coches de calle. Es obvio ahora que los coches experimentarán cambios transformadores como los teléfonos antes que ellos, pero, ¿cuántos paralelismos hay entre ambos?

Si deseas ver una empresa haciendo todo lo posible para reducir las complejidades de un coche a un teléfono familiar como la interfaz, no necesita buscar más allá de Tesla y su nuevo modelo 3. Este es el coche eléctrico más asequible en el catálogo de Tesla, ya que tiene el interior más agresivamente desnudo que cualquier fabricante. Hay una pantalla táctil de 15 pulgadas en el centro del tablero y un par de botones en el volante y eso es todo. Dado que el iPhone de Apple fue el teléfono que hizo que primero lanzó una pantalla táctil para hacerlo todo, podemos ver algunas similitudes entre ambos.

Botones malditos

Antes del iPhone, los teléfonos tenían una afinidad tan fuerte con los teclados físicos como los portátiles todavía lo hacen. Los primeros prototipos de Android básicamente se parecían a los BlackBerrys , y los smartphones más avanzados de Nokia (como el 9500 Communicator anterior) y fueron intentos incómodos de casarse con lo familiar. Esa etapa de la evolución es donde nos encontramos con interfaces de coche hoy en día: abrazar la nueva tecnología y la interacción táctil, pero sólo parcialmente. El último sedán de lujo, el Audi A8 es un buen ejemplo de la transición lejos de la interfaz de botón tradicional. Al igual que Nokia antes, Audi está obviamente luchando para abandonar los botones por completo.

El Modelo 3 de Tesla es tan limpio de botones como el iPhone original. Una pantalla táctil, toda su información y la manera de interactuar con ella. En esencia, el Modelo 3 prescinde al máximo de botones, como hizo en 2007 el iPhone original,

Hacer la tecnología más asequible

Puede parecer perverso alegar que el iPhone, que siempre ha sido presentado y percibido como un teléfono de lujo, ha sido un dispositivo de democratización. Pero bien esverdad que puedes comprar y algún oprdendor de Apple por tres cifras y no por cuatro, entonces se ha ampliado el acceso a la última tecnología. Todavía es una compra cara para muchos, pero mucho menos que antes.

Esa es la posición del modelo 3 de Tesla hoy: no es el coche más barato o más práctico que puedes comprar, pero trae las tecnologías avanzadas de Tesla como el piloto automático a un precio más bajo. Otra similitud: tanto el iPhone como el Modelo 3 comenzaron a rodar lentamente y con cantidades iniciales muy limitadas. Eso puede parecer una coincidencia, pero también puede ser leído como prueba de lo agresivo que cada empresa quiere sacar su tecnología a las masas.

Actualizaciones de software OTA

Esto no es sólo una característica del Modelo 3, pero Tesla ha sido pionera en ella, las actualizaciones de sus coches es de la misma manera que Apple con OTA (Over The Air) una característica propia del iPhone. El software del teléfono y del coche solían ser cosas estáticas e inmutables, pero con una innovación más rápida, se requieren actualizaciones rápidas. Lo que es novedoso sobre el Modelo 3 es que agiliza el software aún más, limitándose a la única pantalla. Fuera de los conceptos fantásticos, este es el más cercano que la interfaz de un coche ha llegado al entorno de software de pantalla única que conocemos de las PC y sus homólogos móviles. Más fácil imposible.

Líder carismático

El CEO de Tesla, Elon Musk, tiene un estilo de presentación a veces torpe que está muy lejos del de Steve Jobs, pero es innegable que ambos han sido los embajadores de gran influencia para sus marcas. Incluso con sus ventas hasta ahora limitadas, Tesla ha crecido para ser un ejemplo para los vehículos eléctricos en conjunto, mucho de la misma manera que el iPhone ha sido para los móviles.

El Modelo 3, y Tesla como una empresa, se encuentra en un momento muy decisivo, precario. La empresa necesita tener la confianza de sus clientes, ya que trabaja para cumplir las órdenes (y superar cualquier tropiezo imprevisto que pueda surgir) y es ahí donde un líder carismático puede ser muy útil. Antes de que Tesla pueda entregar coches reales a la gente, todo lo que puede venderles es una visión, y los 325.000 preordenes iniciales para el Modelo 3 han demostrado que Musk es tan capaz de hacer eso como Jobs en Apple.

Potencial para cambiar el mundo

Las empresas del Silicon Valley a menudo pueden parecer pretenciosas, sin embargo tienen un récord de producir cosas que han sido cultural y socialmente transformadoras a escala global. No es exagerado, entonces, decir que el Modelo 3 podría ser el momento de iPhone de Tesla, como sostiene Johana Bhuiyan de Recode. Podría ser el nuevo producto de mercado masivo que hace falta en el mundo de la automoción.

Lo que vemos hoy es la base de lo que Musk y su equipo de Tesla quieren lograr: el futuro que prevén es uno en el que no se preocuparía por distraerse de la conducción porque no tendría que conducir. Y cuando eliges poner tus manos en la rueda, los controles de la voz y los ajustes automatizados mantendrían la necesidad de distracciones visuales a un mínimo. Todas esas son cosas que Tesla buscaría desarrollar a lo largo de la historia del Modelo 3, así como los cambios más transformadores de Apple, la App Store y la cámara iSight, llegaron en los años posteriores al lanzamiento inicial del iPhone.

Es ciertamente demasiado pronto para saber si Tesla tendrá éxito, pero si lo hace, será debido al Modelo 3. Al igual que el iPhone antes, este coche rompe con la mayoría de las convenciones de su categoría y opta por un enfoque claramente tecnológico para un producto que hasta ahora se ha definido principalmente por sus cualidades mecánicas.

Vía: theverge.com