Te enseñamos cómo darle lustre a tu Apple Watch

Te enseñamos cómo darle lustre a tu Apple Watch

No quieres ir hecho unos zorros ¿no?

Compartir

Hace muy poco estuvimos hablando de la cantidad de bacterias y porquería que puede llegar a acumular un iPhone. Sudor, restos de piel, saliva, humos… Todo un caldo de cultivo ideal para hacer de él una bomba de relojería. Hoy nos vamos a un accesorio que permanentemente está en contacto con nuestra piel, el Apple Watch. Te damos las claves para mantenerlo perfecto.

Te interesa: Tu iPhone tiene más bacterias que el wc: así es como debes desinfectarlo

Cómo limpiar el Apple Watch

-Retira el reloj del cargador y apágalo manteniendo presionado el botón lateral y deslizando el indicador de apagado.

-Utiliza un paño limpio, suave, sin pelusas y no abrasivo para limpiar el Apple Watch. Si es necesario, puedes humedecer ligeramente el paño con agua limpia o poco jabonosa, mejor si es agua destilada.

-Utiliza otro paño limpio, de características similares al anterior para secar completamente tu reloj.

Cómo limpiar la correa del reloj

-Quita la correa del Apple Watch. Para ello, mantén presionado el botón de liberación en la parte posterior del reloj y desliza la correa hacia fuera. Haz lo mismo para la otra

Si la correa es de piel, le daremos el tratamiento que debemos de dar a las mismas. Hidratación con un poco de agua limpia, y cuando esté seca, aplicar algún producto específico para el cuidado de pieles. Hay muchos productos en droguerías, donde nos pueden asesorar. Nunca dejar secar al sol.

Si la correa es de otro tipo, puede utilizarse agua ligeramente jabonosa y luego secar con alguna gamuza que no deje residuos ni pelusas.

Recuerda que las correas están en continuo contacto con la piel, y por tanto con el sudor, por lo que es necesario hacer una limpieza al menos, una vez cada dos semana. Ya no solo por higiene, sino porque así nos durará mucho más en perfecto estado. Solo así podrá seguir comportándose como un campeón.

¡Te esperamos en el próximo artículo!