Bienvenido al club de los smartphones de más de mil euros

Bienvenido al club de los smartphones de más de mil euros

Ya no hay vuelta atrás

Compartir

Con el Samsung Galaxy Note 8 se abre una puerta que pensábamos que jamás abriríamos: la de los smartphones de más de 4 cifras. Es curioso se lleve toda la vida tachando a Apple de caro y sean los coreanos los que den el pistoletazo de salida a la normalización de los móviles de más de mil euros.

Ahora, los 700 euros del iPhone 7 casi parecen calderilla. Y no es de extrañar: hoy en día viene cualquier fabricante chino como OnePlus, te copia tu diseño, y pide 500 euros de partida por un Android que ni siquiera ofrece servicio técnico en tu país ni tiene tiendas físicas. Una auténtica locura.

¿A qué se debe esta tendencia a gastarnos el sueldo del mes en un móvil? ¿Merece la pena? ¿Seguirán subiendo de precio? Muchas preguntas cuya respuesta trataremos de despejar sin asustar a nadie.

Te puede interesar | 3 modelos de iPhone más baratos que el Samsung Galaxy Note 8

¿Por qué ya hay móviles que cuestan más de mil euros?

Lo hemos dicho muchas veces y nos reafirmamos: la innovación es cara. Y cuando ves que un móvil tiene reconocimiento facial, pantallas cada vez más grandes y de mejor calidad, procesadores potentísimos, realidad aumentada, carga inalámbrica… vamos, lo más puntero del mercado, no es de extrañar que tanta tecnología puntera tenga un precio.

Eso sí, a día de hoy no existe móvil en el mercado que aune todas las características anteriormente mencionadas, sino que saldrá en septiembre. Hablamos por supuesto del iPhone 8, que también superará con holgura los mil euros. No obstante, aunque el Note8 no integre AR, a cambio cuenta con su S-Pen, un elemento diferenciador que también tiene su coste.

Así que sí, Samsung y Apple sobrepasarán los mil euros en 2017 y lo harán tanto por la inversión en innovación como por sus evidentes campañas publicitarias. Pero eso no es lo peor. La consecuencia más trágica es la normalización de estas subidas de precio.

Porque en realidad la mayoría de nosotros no necesitamos todo lo que aportan el Note8 o el iPhone 8, con lo cual podemos ir a un terminal algo más inferior pero igualmente bestias del mercado: iPhone 7s, iPhone 7s Plus (que saldrán con el iPhone 8 en septiembre), iPhone 7, iPhone 7 Plus, Samsung Galaxy S8 y S8+, iPhone SE, OnePlus 5, Nokia 8… hay muchos y muy variados terminales a partir de 500 euros que podemos considerar gama alta, pero no tan premium.

¿Vale la pena gastar tanto dinero?

Esto es algo totalmente subjetivo y se corresponde al valor que le damos nosotros al dinero y al uso del móvil. Como hemos dicho anteriormente, el iPhone 8 o el Samsung Galaxy Note 8 son terminales punteros diseñados para los usuarios más exigentes y amantes de la tecnología punta. Si usas el móvil para llamar por teléfono, WhatsApp, Facebook, leer el Marca, mirar el correo y jugar a Pokémon GO, un móvil que cueste la mitad te va a dejar igual de satisfecho.

Pero si vas a disfrutar como un enano de tu smartphone puntero y su flamante cámara, su pantallón y todo lo demás y además te lo puedes permitir, ¿por qué no hacerlo?

¿Seguirán subiendo de precio?

Como hemos dicho antes, la peligrosa consecuencia de que se haya abierto la veda de los móviles de mil euros es el efecto que genera en los usuarios y fabricantes. Porque claro, si 1.000 euros es el precio de la gama premium, a otras marcas no se les van a caer los anillos por ofrecer medianías a 600 eurazos. Y a nosotros nos va a parecer barato porque “como no son mil euros” y existen las opciones de pago aplazado, pues como que duelen menos. Pues no.

Además, cuando se normalizan los mil euros, te encuentras con que casi cualquier fabricante se atreve a poner precios impensables por terminales que en dos años no valdrán ni la mitad y que se habrán quedado obsoletos. No hay más que echar un ojo al mercado y descubrir qué marcas venden tecnología que han copiado vilmente como auténtica novedad. Sirva como ejemplo la cámara dual. Pero tengamos clara una cosa: le puedes poner dos cámaras traseras a tu smartphone, pero la calidad del modo retrato del iPhone 7 Plus no lo hemos visto en otro terminal. Eso es un hecho. Y eso sin hablar del increíble rendimiento, fiabilidad y seguridad de iOS.

Así que da por sentado que este 2017 y el próximo 2018 los precios de los smartphones seguirán subiendo. Y por supuesto, Apple y Samsung seguirán desmarcándose e innovando en pantallas, procesadores, cámaras, sensores, etc. En ninguna cabeza cabe que ambos vuelvan a presentar un modelo premium que vuelva a las tres cifras.

Conclusión

Los móviles de más de mil euros ya son una realidad y es un camino de no retorno que hay que asumir. Así que, en estos momentos de precios desorbitados es cuando más que nunca te recomendamos que apuestes por Apple, sus dispositivos y iOS.

No hay más que ver cuánta gente ha comprado recientemente un iPhone 6s (cuyo lanzamiento data de 2015) y su increíble rendimiento. Así que si no necesitas el iPhone 8, cualquier terminal mencionado antes es una gran inversión.