Estas serían las 6 fantásticas novedades del iPhone SE 2

Estas serían las 6 fantásticas novedades del iPhone SE 2

¿Quién podría resistirse a todo esto?

Compartir

El iPhone SE lanzado en la primavera de 2016 fue un éxito inesperado para Apple, que por segunda vez tras el fiasco del iPhone 5c apostaba por una gama media pero decente: con una apariencia idéntica al iPhone 5s de 2013, contaba con mejoras internas del reciente iPhone 6s como el chip A9 y una cámara de 12 megapixeles que había lanzado 6 meses antes.

Una presentación que llegó a los corazones de los usuarios: un terminal pequeño que cabe en los bolsillos, medianamente asequible (400 euros no es la panacea pero es barato teniendo en cuenta de qué marca es y que además cuenta con iOS, una garantía de calidad) pero con un motor potente.

Desde entonces ha habido mucha expectación al respecto: ¿repetirá Apple con su Special Edition? En un mercado en el que la tendencia es clara hacia terminales más grandes y sin apenas bordes, todo apuntaba a que no sería así. Pero en los últimos tiempos un rayo de esperanza en forma de iPhone SE 2 va cobrando fuerza.

Mientras que todos los ojos están puestos en el iPhone 8 que será presentado en menos de dos semanas y en menor medida en el iPhone 7s y iPhone 7s Plus, el iPhone SE 2 vendría a principios de 2018 con esta serie de mejoras que harían de él un terminal muy apetecible.

Todas las novedades del iPhone SE 2

Chip A10 de Apple

Está claro que los móviles presentados por Apple el mes que viene contarán con un procesador A11. Sin embargo, siguiendo la tónica de su predecesor, el iPhone SE 2 integraría el chip A10 que podemos encontrar en el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus, que si bien ya no serían lo más moderno del mercado, seguirán siendo unos procesadores brutales, que de hecho se ha evidenciado que son más rápidos que los que integra el Samsung Galaxy S8, presentado este año.

Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de la pantalla, y es que una cosa es tener que operar con las pulgadas y la resolución del iPhone 7 y el iPhone 7 Plus y otra hacerlo con 4,7 pulgadas. Para que nos entendamos, irán como un tiro. De hecho, tiene un rendimiento un 40% superior y un 50% de mayor potencia en los gráficos.

Cámaras del iPhone 7

Al igual que el iPhone SE contaba con la misma cámara trasera de 12 megapixeles f/2.2 del iPhone 6s, el iPhone SE de 2018 emplearía la del iPhone 7, con una apertura mayor de f/1.8. Vamos, que captaría más luz, algo que repercute directamente en la calidad de las imágenes. Además, probablemente también integraría el quad-LED True Tone flash.

Otra de las mejoras en su óptica vendría en la cámara frontal, probablemente sería de 7 megaípeles y f/2.2 Además contaría con estabilización óptica de imagen (OIS), algo que ayuda a que los detalles queden mejor inmortalizados tanto en fotografía como en vídeo.

Contará con 3D Touch

Una de las grandes diferencias del iPhone SE 2 sería la incorporación de 3D Touch, esa tecnología que permite detectar los niveles de presión táctil sobre la pantalla, algo que Apple emplea para crear menús y atajos y que con iOS 10 ha empezado a cobrar relevancia, tanto en apps nativas como de terceros.

El iPhone SE es el único terminal moderno que carece de 3D Touch, pero esto cambiaría con el iPhone SE 2, ya que en iOS 11 la importancia de esta tecnología será aún mayor. Apple no quiere fragmentación en sus terminales y por ello unificará este criterio, aunque tenga que implementarla en una pantalla de 4 pulgadas.

Escasas mejoras en la pantalla

Hay muy pocas posibilidades de que Apple aumente la resolución en ese tamaño de pantalla por cuestiones de densidad de imagen, por lo que la única actualización vendría añadiendo soporte para DCI-P3 y True Tone display, dos tecnologías que controlan el color en función de la luz ambiental.

Un Touch ID mucho más rápido

Una mejora menor pero que notaremos en el día a día será la incorporación de un Touch ID de segunda generación, el que podemos encontrar en el iPhone 6s. Básicamente esto se traduce en que podremos desbloquear nuestro terminal mucho más rápido, pero hablamos de millonésimas de segundo.

Una posibilidad menor es que si el iPhone SE 2 cuenta con 3D Touch, Apple se anime a un botón que no sea físico, como en el iPhone 7. Pero creemos que es altamente improbable que cuente con motor táptico, algo que de hecho posibilita la resistencia al agua relativa del iPhone 7, por un motivo muy sencillo: en Cupertino la guardan para sus modelos premium.

Autonomía de la batería

El iPhone SE contaba con una batería de 1624mAh, levemente mejor que la del iPhone 5s, que era de 1560mAh. No obstante, la gran diferencia en su autonomía no radicaba tanto en este nimio aumento sino en la mayor eficiencia de su procesador. Por eso mismo, no se esperan grandes alardes: o se mantiene gracias al buen hacer del procesador A10 o aumenta muy levemente.

Desde luego, nos parece improbable que Apple elimine la conexión jack (otra gran “ventaja” que guarda para su gama top) para colocar una batería mayor en el mismo espacio, porque además esta toma “antigua” es un aliciente para muchos compradores.

Nos quedaría por saber el precio esperado, que sería similar a los 400 euros de partida del iPhone SE, un precio que cada vez nos parece más interesante teniendo en cuenta la terrorífica tendencia del mercado a sumarse al club de los mil euros.

Via | iPhone Hacks