Este es nuestro juego de la semana, descárgalo.

Este es nuestro juego de la semana, descárgalo.

Muy adictivo y sencillo.

Compartir

A primera vista, Snake VS Block parece otra variante más del juego de la serpiente. Sin embargo, a pesar de sus coloridos bloques numerados y sus puntos en constante subida o bajada, se juega de manera muy diferente y ahora te diremos por qué.

Cómo se juega

El juego es sencillo, consiste en una pequeña serpiente que debe de ir engullendo bolas numeradas, a mayor número más crecimiento. Asimismo, ha de romper bloques también numerados para ir avanzando. El primer paso para obtener una mejor puntuación es saber lo que realmente te está dando puntos. La distancia que viajas o el número de bolas que recojas no tienen incidencia directa en tu puntuación: sólo las bolas que pasas corriendo por los bloques se sumarán a tu total.

No tienes que romper un bloque por completo para recibir puntos. Cada vez que se golpea en un bloque, se resta una pelota y reduces tu contador por cada golpe, pero a su vez te da un punto. Si tienes suficientes bolas y no pasas un bloque, reducirás tu contador a cero y desaparecerá tu serpiente. Ohhhhhh. Pero si golpeas un bloque con un 30 en él dos veces antes de deslizarte en otra dirección, tu número se cambiará a 28 y recibirías dos puntos. Si golpeas ese mismo bloque de 30 hasta que desaparezca, obtendrías los 30 puntos.

Deberás de recoger todas las bolas que encuentres a medida que tu serpiente de puntos se deslice hacia adelante, te encontrarás con puntos amarillos con números por encima de ellos. Si los pillas, tu serpiente irá creciendo. Cuantos más puntos tengas, más bloques podrás encontrar y más puntos podrás ganar. Aunque sólo recibe puntos al ejecutar los bloques numerados, sólo puede sobrevivir golpeando esos bloques al tener suficientes puntos adquiridos.

Vuela bajito

Al golpear los bloques de números más altos te recompensará con más puntos en general, pero es fácil que se te acaben los puntos, por ello la mejor manera de reservar bolas es apuntando al número más bajo cuando una pared de bloques impide tu camino. Si no tienes tiempo para leer los números de cada bloque, use sus colores para guiarlo. Los bloques numerados más bajos son azules, seguido por verde, amarillo, anaranjado y rojo.

Izquierda, derecha, izquierda, derecha

La serpiente no puede moverse hacia atrás y no controlas su impulso delantero: solamente puedes moverte de izquierda a derecha y viceversa. Por tanto, usa este movimiento para buscar bloques de un número menor a los de tu serpiente.

Atascado en ti

Presta mucha atención cuando rompes bloques y no te quedes atrapado entre dos de ellos, tu serpiente podría rebotar entre los dos, alternando tomar puntos de cada uno, pero gastando bolas el doble de rápido. Si estás tratando de atravesar una pared de bloques, solo necesitas romper un bloque para progresar, no trates de romper más de un bloque a la vez.

Veredicto

Nos encontramos con un juego muy simple, pero que engancha desde el minuto 1. Tiene bastantes niveles y su simpleza es lo que lo hace grande. Es un mata-horas ideal, muy efectivo para apagar el cerebro, que a veces es necesario. Su punto en contra, la versión gratuita tiene publicidad entre partida y partida, es muy molesta al tratarse de anuncios que debes de ver enteros. Pero en general compensa bastante, aunque puedes librarte de los anuncios pagando 3,49 euros.