La Policía de Nueva York prefiere iPhone

La Policía de Nueva York prefiere iPhone

¿Y quién no?

Compartir

A lo largo de esta semana nos hemos hecho eco de una noticia bastante sorprendente y que como ya es tradición, nos ha recordado a un momento de Los Simpson: aquel en el que Giles, ese desgraciado comercial, trata de vender ordenadores Coleco al colegio de primaria de Springfield. Pues bien, emulando ese momento, la Policía de Nueva York planea deshacerse de 36.000 Windows Phones comprados hace justo dos años por un valor de 160.000 dólares dentro de un presupuesto tecnológico. ¿A quién se le ocurrió la brillante idea de invertir en Windows Phone?

Tras cumplirse estos dos años previstos de contrato, el NYPD planea adquirir iPhones para el cuerpo policial, obviamente ya han tenido suficiente de Windows Phone. Imaginamos que es un palo importante para Microsoft y sus tristes cifras en el sector móvil. En todo caso, ni qué decir tiene que la policía de Nueva York sale ganando.

El New York Post asegura que este proyecto trata de traer la tecnología a los policías que patrullan las calles, de forma que:

De a los agentes la posibilidad de recibir alertas, buscar en la base de datos de personas con antecedentes, acceder a documentos policiales y mejorar los tiempos de respuesta.

Desde luego, a no ser que el acuerdo con Microsoft fuera una ganga absoluta, no hay lugar a dudas en que iPhone y su iOS son la mejor alternativa para lograr herramientas fluidas, intuitivas y eficientes que permitan a los policías hacer su trabajo con la mayor efectividad posible. El único handicap que encontramos a medio plazo es la batería de los dispositivos, pero no hay nada que un cargador en el coche no pueda solucionar.

Pudieron comprar un iPhone 6s… ¡pero compraron un Lumia!

Y es que tras dos años usando los modelos Lumia 640 XL y Lumia 830, la policía va a ver la luz pasándose a iOS. En su momento, la decisión de adoptar Windows Phones ya fue cogida con cierto escepticismo, incluso se puso un nombre encima de la mesa: Jessica Tisch, responsable tecnológica de la NYPD.

Nadie compra 36.000 teléfonos basándose únicamente en la opinión de una persona. No importa que seas Jesucristo, contrata a un grupo de expertos para elegir.

La verdad, no hace falta ser un experto para ver hoy y hace dos años que un Windows Phone no era la mejor opción. Incluso Android con sus bugs, malware y lags sería una alternativa más fiable. Por cierto, Tisch volverá a ser la encargada de elegir el modelo de iPhone, eso sí, imaginamos que esta vez se lo pensará dos veces. Si bien comprar un iPhone es una garantía.

Via | 9to5Mac