El selfie perfecto: Toda la tecnología de la óptica del iPhone 8

El selfie perfecto: Toda la tecnología de la óptica del iPhone 8

¡Sonríe, estás ante el selfie perfecto!

Compartir

Un nuevo informe de los prolíficos y certeros analistas KGI emitido la noche anterior detalla al milímetro los sensores 3D que encontraremos en el iPhone 8 que será presentado el próximo martes, así como algunas predicciones de lo que Apple hará con los colores del frontal y mucho más.

No sabemos muy bien qué contactos Ming-Chi Kuo, pero no suele fallar. Sus últimos pronósticos detallan que el sensor 3D del iPhone 8 será lo que marcará la diferencia respecto a la competencia por su precisión y fiabilidad, lo que conllevará una configuración minuciosa.

¿El resultado? Un modo retrato para selfies sencillamente espectacular. No hay más que ver todo lo que Apple ha trabajado en ello. No te lo pierdas.

¡No solo habrá un sensor, sino 3!

No obstante, el sensor 3D estará justo detrás de las “orejas” características del frontal del iPhone 8, pero no estará solo: contará con un transmisor y emisor de luz estructurada, un sensor de proximidad, un sensor de luz ambiental… vamos, que la luz será un tema importante, tanto para verificar nuestra identidad como para las posibilidades del modo retrato.

El transmisor de luz estructurada consta de 6 componentes entre los que se incluye un filtro, VCSEL, alineadores, niveladores ópticos, etc. En el caso del receptor, incluirá 4 componentes: lente IR, filtro, sensores de imagen CIS y CMOS.

Pero todos estos sensores trabajan juntos al mismo tiempo tiempo: la luz estructurada recoge información de profundidad, integrando los datos de las imágenes 2D de la cámara frontal para conseguir imágenes 3D. Con el emisor y receptor se logran datos de distancia, que son optimizados con el sensor de proximidad.

Resuelto el misterio de los colores del iPhone 8

Kuo también hace sus apuestas sobre los colores el iPhone. Según el analista, se encontrará en blanco, negro y cobre, pero todos ellos tendrán frontal negro. Recordemos que la sensación será diferente a los modelos previos, al estar fabricados en vídrio para la carga inalámbrica.

Si es cierto, esto integraría algo mejor las características “orejas” del frontal del iPhone 8 porque al fin y al cabo el negro pega con todo. De este modo, solventa el problema que tantos quebraderos de cabeza le dio con el iPhone 7 (RED), que tenía un poco atractivo frontal blanco.

Via | 9to5Mac