El Samsung Galaxy Note 8 humilla al iPhone 7 Plus en una...

El Samsung Galaxy Note 8 humilla al iPhone 7 Plus en una cosa

¿Será verdad?

Compartir

Samsung realmente ha hecho un gran terminal. Después de que el Galaxy Note 7, un aparato prácticamente perfecto y que se comenzó avender el año pasado, estallara (literalmente) en todo el mundo y amenazó con destruir a la compañía, Samsung ha regresado con el Note 8, un phablet más grande, más seguro y lleno de características que avergüenza a todos los otros teléfonos grandes.

Muchas palabras se han escrito sobre las baterías defectuosas de ese modelo 7 y sobre si Samsung podría recuperarse del desastre. Samsung pasó el último año preparándose para el lanzamiento exitoso del Note 8, principalmente con el Galaxy S8 y S8 + donde no ha habido reportes de ellos sobre una supuesta peligrosidad de sus baterías. La nueva química de las baterías, que gestiona mejor el uso de energía y prolonga su ciclo de vida.

Un pequeño teléfono enorme

Llamar a algo “pequeño” y “enorme” al mismo tiempo suena como una contradicción, pero es la definición perfecta de lo que un phablet debería ser en 2017. Si vas a tener una gran pantalla, es mejor que tenga muy estrechos los biseles.

El Note 8 muestra el dominio de Samsung de la “pantalla grande, cuerpo pequeño”. Su relación de aspecto de 6,3 pulgadas 18: 9,5 Super AMOLED “infinito” hace absolutamente enana la pantalla del iPhone 7 Plus de 5,5 pulgadas, y sin embargo, ambos teléfonos tienen aproximadamente las mismas dimensiones.

La enorme pantalla del Note 8 le da más espacio para leer, más espacio para dibujar con el S Pen, una ventana más amplia para ver vídeos. Pero todavía no dice nada sobre la calidad de la pantalla en sí. La pantalla OLED tiene una resolución de 2,960 x 1,440, y el panel es increíblemente brillante, un 22 por ciento más que la pantalla ya cegadora de S8 / S8 + y con un 100 por cien de la gama de colores DCI-P3 significa que el contenido HDR te dará un mayor rango dinámico y colores más visibles.

Te interesa: Dos fieras frente a frente: iPhone 7 Plus vs Samsung Galaxy Note 8

Las pantallas de teléfono de Samsung nunca dejan de sorprender y esta no es diferente. Incluso en torno al 60 por ciento de brillo, la pantalla es perfectamente visible en la luz solar directa. Las fotos y los vídeos se ven más nítidos que en la mayoría de los ordenadores, y los niveles de negro son tan oscuros que ni la armadura de Darth Vader podría igualarla.

Te interesa: 6 razones para admirar el Note 8 (aunque tengas un iPhone)

Los bordes de cristal curvados se funden en el marco de metal, que es lo suficientemente delgado como para albergar el botón de encendido, el botón de volumen y el botón Bixby. Y hablando de bordes curvos, en el Note 8 son menos pronunciados que los del S8 / S8 +. Eso significa que tiene más superficie plana para usar el S Pen para notas manuscritas y garabatos.

Incluso la parte posterior del teléfono se ve muy bien (cuando no está cubierto en huellas dactilares). Samsung ha reducido el saliente de la cámara hasta el punto en que está casi a ras con el cuerpo y no se balancea en absoluto en una superficie plana. Y aunque no es lo ideal, hay más separación entre el sensor de huella digital montado en la parte trasera y las cámaras. El escáner de huellas digitales es todavía un poco difícil de alcanzar con el dedo.

Al igual que el S8, si no te gusta el escáner de huellas dactilares, puedes configurar el escáner de iris o el reconocimiento facial para proteger y desbloquear el teléfono. Esto último es más rápido y más conveniente, pero menos seguro que el escáner de iris.

Y, por supuesto, el Note 8 tiene todas lo que esperas de un teléfono de Samsung: resistencia IP68 del agua y del polvo, carga inalámbrica rápida, carga rápida vía USB-C, una ranura para tarjeta del microSD… El altavoz sigue siendo mono y no estéreo.

La cámara, buffff

Tiene un par de cámaras traseras de 12 megapíxeles, una lente de gran angular regular (f/1,7) y un teleobjetivo secundario 2x con lente f/2,4. Como era de esperar, hace excelentes fotos y selfies con la cámara de gran angular a la luz del día, al aire libre y con poca luz. El obturador es rápido y los colores son clásicos, ya que parecen vibrantes y nítidos, y los detalles en las fotos son un poco diferentes de las mismas fotos tomadas por un iPhone.

Pero es el modo “Live Focus” lo que impresiona y deja al iPhone 7 Plus a la altura del betún. Live Focus hace dos cosas mejor que el modo Retrato del iPhone, ya que puedes ajustar la intensidad del desenfoque de fondo en tiempo real o después de haber tomado la foto con un simple control deslizante. Poder pasar desde un 35 a un 100 por cien de grado de desenfoque es una pasada, cosa que el iPhone 7 Plus no es capaz de hacer. Es aquí donde el teléfono de Apple es claramente humillado por el de Samsung.

Te interesa: Todo lo que deseo en un iPhone está en el Samsung Galaxy Note 8

Por lo demás, es un gran terminal y parece que los coreanos han conseguido quitarse las manchas que el desastre del Note 7 les supuso. Aún así, el iPhone 7 Plus demuestra ser un dignísimo competidor siendo un aparato con una tecnología un año anterior. Ya se sabe, Apple es Apple.

Fuente: mashable.com