¿Será Face ID más eficiente que la función Touch ID?

¿Será Face ID más eficiente que la función Touch ID?

¿Ha dado Apple un paso hacia delante?

Compartir

Apple presentó su nuevo iPhone X del décimo aniversario hace un par de semanas. Desde entonces, ha habido un gran debate en Internet acerca de la funcionalidad y de la viabilidad de la prestación Face ID.

Face ID es el software relacionado con la tecnología de reconocimiento facial que permitirá a los usuarios desbloquear el iPhone X únicamente mostrando su rostro a la cámara. El problema está en que la compañía ha retirado la función Touch ID tal y como lo hizo con el conector jack para EarPods.

Pueden parecer dos casos totalmente aislados y completamente diferentes. Pero nada más lejos de la realidad. Tienen mucho más en común de lo que creíamos. Apple retiró el conector jack de 3,5 milímetros del iPhone 7 y del iPhone 7 Plus con el único fin de innovar, potenciar las ventas de los AirPods y soñar con un futuro sin cables. En el caso de la retirada del Touch ID ocurre lo mismo, la compañía desea ofrecer un futuro mejor implementando una prestación que, quizá aún no, pero pronto se convierta en el método más eficaz para desbloquear un smartphone.

¿Es realmente eficiente la función Face ID del iPhone X?

Como suele ocurrir en el mundillo de la tecnología, cuando llega un nuevo software al mercado, llega con ciertos problemas y errores. De hecho, Apple sufrió un momento incómodo y muy embarazoso durante la demostración del Face ID en la conferencia de presentación de su iPhone X.

Asumiento que los ingenieros de Apple hayan hecho bien su trabajo, la función Face ID será extremadamente segura y funcional. Pero hay un problema. Aunque sea capaz de reconocer el rostro de un usuario a oscuras, en posición horizontal, con el usuario dormido, con gorro, con bufanda, con gafas de sol… seguirá reemplazando por completo al Touch ID.

No es un mecanismo adicional de seguridad, es el único método para desbloquear tu smartphone (además de la contraseña). El iPhone X no cuenta con un botón Home físico, por ello Apple tuvo que reemplazar la función Touch ID del lector de huellas por el reconocimiento facial del Face ID. Esperemos que funcione a las mil maravillas, pero es probable que no sea tan funcional como esperábamos.

Touch ID (junto a Raise To Wake) ofrecía una forma rápida, eficiente, cómoda y convencional de desbloquear el iPhone. Y si no funcionaba bien, era fácil de corregir. Pero el Face ID no tendrá un botón táctil con el que asegurarse una corrección rápida del reconocimiento facial: “¿Debo cambiar el ángulo? ¿He mostrado demasiado el perfil de mi rostro? ¿Debería abrir más mis ojos?”… Incluso más de uno se acariciará el mentón pensando instintivamente si se ha dejado crecer la barba (aunque funcionará igualmente). ¿Qué piensas tú? ¿Será realmente funcional el Face ID? ¿Necesita el iPhone el Touch ID?