Todos los secretos del chip biónico A11 del iPhone X

Todos los secretos del chip biónico A11 del iPhone X

Todo lo que necesitas saber sobre el procesador de los nuevos smartphones de Apple.

Compartir

Apple ha implementado un nuevo chip A11 Bionic como procesador en sus iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X. Se trata del procesador más potente de la historia del iPhone, y en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre él.

Phil Schiller, vicepresidente de marketing, y Johny Srouji, vicepresidente de tecnologías de hardware, hablaron sobre la importancia del chip biónico A11 de Apple en los nuevos productos de la compañía de la manzana mordida.

“Estamos claramente en un camino en el cual, con tantas generaciones de nuestros productos, los elementos más importantes son los chips dentro de ellos, que para nosotros son una parte intrínseca de la definición del producto.”

El chip A11 Bionic está presente en iPhone X, iPhone 8 y iPhone 8 Plus

Como mencionábamos previamente, la potencia del procesador A11 Bionic de Apple no está únicamente en el hardware del iPhone X (el smartphone del décimo aniversario) sino que también está presente en el iPhone 8 y en el iPhone 8 Plus.

El procesador biónico A11 es una pequeña muestra del increíble control que Apple tiene sobre el proceso de la creación de un dispositivo (diseño, ingeniería, manufacturación, producción…). Apple pone mucho esfuerzo en trabajar en profundidad en los componentes que diseñan sus ingenieros y en su asociación con otras compañías de manufacturación para crear sus procesadores. Apple tiene un control total. Y esto se refleja claramente en la armoniosa y fluida fusión entre su software y su hardware.

“Esto es algo que empezamos hace 10 años, diseñar nuestros propios chips, porque es la mejor forma de personalizar algo que está únicamente optimizado para el hardware y para el software de Apple.”

¿Qué es capaz de hacer el chip A11 Bionic?

El procesador del iPhone 8, del iPhone 8 Plus y del iPhone X no sirve solamente como una unidad de procesamiento de imágenes. No es un simple motor. Es un cerebro. El chip A11 Bionic es capaz de administrar y gestionar el procesamiento del software relativo a todos los componentes y tecnologías de los smartphones (cámaras, sistema operativo, reconocimiento facial, inteligencia artificial) haciendo que su rendimiento sea acorde a su usabilidad.

Tal y como aseguró Phil Schiller, el chip A11 Bionic es una mezcla ideal entre diseño, arquitectura y cambios tecnológicos. Esto es debido a que Apple, cada año, decide si mejorar una tecnología o crearla desde cero.

Núcleos del chip A11

El alto rendimiento que el chip A11 Bionic provee al sistema operativo del iPhone 8, del iPhone 8 Plus y del iPhone X es gracias a que el procesador tiene dos núcleos adicionales y la habilidad de gestionar un procesamiento múltiple asimétrico. El chip A11 Bionic tiene un 70 % más de eficiencia energética y es hasta un 25 % más rápido que su predecesor, el chip A10.

Por ejemplo, los juegos más potentes de la App Store requieren el uso de múltiples núcleos del procesador. Pero cosas tan simples como las predicciones de texto o las sugerencias de Siri también necesitan un alto rendimiento de la CPU.

GPU del chip A11

La inteligencia artificial del procesador A11 Bionic

La atención a los pequeños detalles del equipo de ingeniería encargado de diseñar la arquitectura del chip biónico A11 ha permitido a Apple gestionar interesantes funciones SoC como el Motor Neural.

Esta innovadora característica puede que sea una de las más importantes del Chip A11 Bionic. Emplea la inteligencia artificial en una CPU móvil, haciendo que el procesador “piense” y actúe de una forma diferente a como lo hacen el resto de componentes de hardware de un smartphone.

“Cuando observas a las aplicaciones y el software, hay ciertos algoritmos que son mucho mejores usando un modelo funcional de programación.”

Esta premisa incluye las funciones de reconocimiento facial del iPhone X y su Face ID, así como la realidad aumentada y la detección automática de objetos de sus cámaras. Todas estas funciones usan redes neurales, un sistema de aprendizaje e inteligencia artificial.

A lo largo de esta última década, Apple ha emprendido un largo viaje en la creación de sus procesadores. Desde el proceso de manufacturación de 65 nanómetros hasta el proceso de manufacturación de 10 nanómetros. Al principio usaban únicamente 100 millones de transistores, ahora más de 4.000 millones.

“Haciendo esto año tras año y llevando la complejidad hasta el límite… Creo que tenemos un equipo de clase mundial.”

Pero a pesar de los impactantes datos del chip A11 Bionic, la creación de los procesadores de smartphones todavía no ha alcanzado su límite. Nos esperan cosas maravillosas en el mundo de la tecnología.

Fuente | Mashable