¿Quieres que tu móvil esté actualizado? Elige iPhone y no Android

¿Quieres que tu móvil esté actualizado? Elige iPhone y no Android

Otra razón más para elegir iPhone

Compartir

El pasado 19 de septiembre, Apple liberó para el público iOS 11, el sistema operativo que llevará el iPhone X, entre otros dispositivos compatibles. La actualización para iPhone y iPad está repleta de novedades como su nuevo centro de control, un dock rediseñado, el centro de notificaciones fusionado con la pantalla de bloqueo, nueva App Store, la función “No molestar al volante”… ¡y mucho más!

Desgraciadamente, con iOS 11 decimos adiós a los dispositivos y apps con arquitectura de 32 bits, especialmente reseseñable es la despedida del iPhone 5, el iPad 4 y el iPhone 5c. En los dos primeros casos, estamos hablando de terminales presentados en septiembre de 2012, mientras que el colorido fracaso del iPhone 5c vio la luz en 2013. ¿Qué significa esto?

Básicamente que si cometiste el error de comprar el controvertido iPhone 5c, la vida útil estimada por Apple es de al menos 4 años y 5 en el resto. Ojo, que estos terminales siguen siendo completamente funcionales, pero Apple los consideran obsoletos y ya no recibirán actualizaciones.

Y esto curiosamente constituye una ventaja más respecto a Android. ¿Por qué? Muy sencillo. Cuando compramos un móvil queremos que esté actualizado para disfrutar de las mejores funciones de nuestro sistema operativo y además los últimos parches de seguridad, algo que en sí es una ventaja con iOS, al ser un ecosistema cerrado en el que todas las actualizaciones son compatibles para todos los terminales y se nos avisa machaconamente de la necesidad de instalarlas.

Cómprate un Android y olvídate de contar con actualizaciones

En Android, no se sabe muy claro si un fabricante contará con ellas o no, no hay más que ver Android Oreo y cómo algunos móviles nuevos se quedan fuera. ¿Acaso ves algún Xiaomi en la lista? Así que en Android puedes comprarte un móvil hoy y no saber si gozarás de actualizaciones.

Pero aunque tu móvil Android entre dentro de las actualizaciones típicas “Marshmallow”, “Nougat”, “Oreo”… su obsolescencia programada es más corta. De hecho, normalmente incluso los móviles más punteros Android soportan 2 años y medio de actualizaciones, justo la mitad que los iPhone. A modo de curiosidad, el android que más tiempo ha durado con actualizaciones es el Nexus 4, se puso a la venta en octubre de 2012 y se actualizó hasta mayo de 2015 con Android 5.1.1 Lollipop.