Todos los iPhone de 2018 podrían llevar Face ID

Todos los iPhone de 2018 podrían llevar Face ID

¿A que tú también quieres probarlo?

Compartir

El archiconocido analista de KGI Securities Ming-Chi Kuo ha vuelto a hablar sobre iPhone. Esta vez ha sido sobre el futuro del Touch ID y el Face ID. Sobre el papel, ya sabemos que el reconocimiento facial es más eficiente que el sensor de huellas, ¿pero cuál será el futuro?

¿Eliminará Apple el Touch ID en favor del Face ID? ¿Se reservará el Face ID para los modelos premium? ¿Evolucionará el Face ID para integrarse en la pantalla? Muchas dudas en torno a la seguridad de los iPhone. Para Kuo, el devenir lo marcará la recepción del Face ID por parte de los usuarios.

Un tema clave en la mente de los inversores es si los iPhone lanzados en 2018 tendrán Touch ID. Creemos que los factores determinantes son (1) si el Face ID del iPhone X será una experiencia de usuario positiva y (2) si Apple logrará integrar el sensor de huellas dactilares bajo la pantalla. Creemos que si Apple es capaz de cambiar el botón Home para integrarlo dentro de la pantalla para terminales que sean todo pantalla, quizás retornen al Touch ID.

Así que por un lado que se adopten las cámaras TreDepth depende de los usuarios que compren el iPhone X y de cómo sea su experiencia. De lo contrario, tendrán que asumir el reto del sensor de huellas bajo la pantalla. En todo caso, a nosotros nos parecería un fallo garrafal dar marcha atrás y retornar al Touch ID, no porque no sea una buena tecnología, sino por las posibilidades que esta ofrece. Sin lugar a dudas, es una tecnología a perfeccionar pero solo se puede hacer con el uso.

Según Ming-Chi Kuo, volver al Touch ID supondría tener que hacer la pantalla más gruesa y perjudicar la estética global de los diseños similares al iPhone X, por lo que pase lo que pase parece un camino de no retorno. Otra cosa serán las líneas “low cost” de Apple como el iPhone SE. Ahí sí que se mantendría el botón Home con el sensor de huellas.

Obviamente, si el Face ID es un éxito, tanto los iPhone del año que viene como la competencia, intentarán integrarlo. Ojo, no como en el caso del Samsung Galaxy S8, que es fácilmente engañable con una foto de carnet, sino empleando sensores 3D para la profundidad.

Sea como sea, la hora de la verdad del Face ID llegará en noviembre cuando tengamos el iPhone X en nuestras manos. Como tecnología novedosa, es normal que surjan numerosas cuestiones que desde Apple se han intentado resolver para generar confianza en los usuarios.

Via | Macrumors