Como era previsible, Apple ha puesto de moda el reconocimiento facial

Como era previsible, Apple ha puesto de moda el reconocimiento facial

Compartir

Tras la presentación de su nuevo smartphone iPhone X el pasado día 12 de septiembre, Apple introdujo la función Face ID que utiliza la tecnología de reconocimiento facial para permitir a los usuarios desbloquear su teléfono móvil sin mover ni un dedo, únicamente mostrando su rostro a la cámara.

El iPhone X será capaz de proyectar más de 30.000 puntos invisibles en tu rostro, creando un mapa muy preciso de tu contorno facial y de tus ojos, de tus labios, de tus pómulos, de tu barbilla, etc. Face ID funcionará en la oscuridad, si estás dormido, si llevas gafas de sol…

Sea como fuere, no todos están muy convencidos sobre la funcionalidad y la viabilidad de Face ID. Es lógico, teniendo en cuenta que otros smartphones de alta gama como el Galaxy S8 no son capaces de ofrecer un reconocimiento facial 100 % seguro. Además, durante la presentación del iPhone X la prestación Face ID también falló.

Apple pone de moda el reconocimiento facial con su iPhone X

Un nuevo informe de Bloomberg indica que una serie de startups de la industria de la tecnología han sido influenciadas e inspiradas por Apple y han comenzado a mostrar su interés en el mercado del reconocimiento facial.

Estas compañías, especializadas en tecnologías relacionadas con sistemas de reconocimiento facial, han mencionado que “han visto un incremento de la demanda” de esta prestación. Justamente después del evento del iPhone X el día 12 de septiembre. ¿Casualidad? Imposible. Apple, como siempre, creando tendencia.

Como muy bien indicábamos hoy mismo, el reconocimiento facial llegará a todos los iPhone de 2018. Pero es muy probable, si la cosa marcha bien, que el reconocimiento facial también esté disponible en la inmensa mayoría de smartphones de alta gama muy pronto.

Desde Apple aseguran que la función Face ID de reconocimiento facial de su iPhone X es extremadamente fiable, muy segura y muy rápida. Entienden que los usuarios se muestren preocupados por su funcionamiento, pero afirman que estas dudas se disiparán en cuanto tengan el iPhone X en sus manos. ¡Esperemos a ver qué ocurre!