Con iOS 11, cualquiera puede grabar tus Stories

    Quizá están grabando tus Stories de SnapChat, cuidado con lo que subes

    iOS 11 trae una muy esperada nueva función la cual nos permite grabar la pantalla de nuestro iPhone. Por supuesto es algo que Android ya tenía antes, pero esta vez viene con una sorpresa desagradable para los usuarios de SnapChat o cualquier tipo de red social que permita compartir datos por un tiempo limitado.

    Si te pones a grabar la pantalla de tu iPhone y abres SnapChat (por ejemplo), podrás ver todas las historias que los usuarios te ofrezcan mientras lo grabas y todo eso sin que se enteren de nada. Desde luego, es algo preocupante para los que no quieren que su vídeo o foto sea guardada y solo quieren hacer algo en secreto durante unos segundos.

    Cómo grabar la pantalla en tu dispositivo iOS

    via GIPHY

    No es complicado grabar la pantalla gracias al nuevo iOS 11, para hacer esto tan solo deberemos dirigirnos a Ajustes > Centro de control. Añadimos el botón de «Grabar Pantalla» y ya lo tendremos disponible siempre que queramos.

    Teniendo ese botón siempre disponible en cualquier aplicación, podremos activar la grabación de pantalla siempre que veamos algo que nos interesa guardar, ya sea temporal o no. Además, de momento no es detectable por SnapChat ni por otras redes sociales parecidas, así que nadie sabrá nada.

    Por suerte para algunos y mala suerte para otros, SnapChat a anunciado que en su próxima versión 10.17.5, la aplicación será capaz de reconocer cuando alguien está grabando su pantalla y se encargará de avisar a los usuarios creadores del Stories.

    Pero ahora mismo, grabar Stories en cualquier aplicación no va a tener ninguna repercusión. Si tomas una captura, los usuarios serán notificados pero mientras lo único que hagas sea grabar vídeo, tu pecado pasará totalmente desapercibido.

    Le des el uso que le des, tienes esta nueva función disponible para lo que quieras. Es bastante útil para tener registro o enseñar algo a alguien. Como dicen: vale más un vídeo que mil palabras, o algo así.

    Fuente | mashable.com