10 dudas absurdamente graciosas sobre el Face ID

10 dudas absurdamente graciosas sobre el Face ID

¿Te ha quedado claro?

Compartir

Con el Face ID no hay medias tintas: o lo amas y estás deseoso de probarlo, o te parece una tecnología futurista poco práctica y llena de incógnitas. Pero una cosa está clara: da que hablar y mucho. Tanto es así que aunque Apple se ha apresurado a darnos las respuestas a las preguntas que más se repiten en torno a su revolucionario reconocimiento facial, sigue quedando la sensación de incógnita.

Suponemos que cuando el iPhone X ya esté disponible, allá por noviembre (o quizás en 2018 si se cumplen los peores presagios), saldremos de dudas.

Pero el ser humano es curioso por naturaleza, por ello no cesamos de hacernos preguntas, que en muchos casos son tan creativas que rozan lo absurdo. Aquí hemos recopilado algunas de las más curiosas que hemos visto en vuestros comentarios.

Las preguntas más curiosas sobre el Face ID

  • ¿Qué pasa si llevo mi cara tapada con barba, flequillo, bufanda o voy maquillado como el payaso de IT? El Face ID te detectará porque gracias a su motor neural es capaz de aprenderse tu cara y memorizar cambios como el crecimiento del vello. Además, no necesita ver la totalidad de tu rostro. Aunque te maquillaras con la escopeta inventada por Homer Simpson, el iPhone X te reconocería.

  • ¿Qué pasa si me tiran ácido a la cara y me deforman el rostro? Esperemos que no suceda. Tus proporciones seguirían siendo las mismas (por ejemplo, tendrías la misma distancia entre ojo y ojo). No obstante, si hablamos de un estropicio brutal, siempre se puede meter el PIN.

  • ¿Y si me pongo unas gafas de sol enormes y super oscuras? En función de lo oscuras que sean, podría no reconocerte. Dependerá básicamente de si permiten el paso de los rayos infrarrojos. Así que mejor retirárselas.

  • ¿Y si me pongo una máscara? El Face ID es suficientemente sensible como para no caer en la trampa. De hecho, Apple ha entrenado su Face ID con máscaras hiper realistas creadas por Hollywood. Por cierto, que sepas que existe una máscara para los más paranoicos para evitar que empleen tu rostro.

  • ¿Funcionará en un callejón oscuro? Sí, ya que aunque no cuente con flash frontal, los rayos infrarrojos son visibles para la cámara, da igual que la noche sea oscura y albergue horrores.

  • ¿Qué pasa si estoy dormido, inconsciente o incluso muerto? Para que el Face ID funcione, es necesario que mires al frontal con los ojos abiertos y que haya actividad en tu cara, así que no podrán desbloquear tu móvil bajo estas premisas.

  • ¿Y si mi pareja quiere desbloquear mi iPhone X? Pues a no ser que cuente con el PIN, no será posible introducir otro rostro (algo que sí que podíamos hacer con las huellas del Touch ID).

  • ¿Me confundirá el Face ID con mi hermano gemelo? Aunque según Federighi las posibilidades de error son de 1 entre un millón, si tienes un gemelo las probabilidades de fallo crecen.

  • Si me opero la nariz, ¿me reconocerá mi móvil? Gracias al machine learning, el iPhone X se aprende tu cara y se va adaptando a los cambios, así que sí.

  • ¿Y dentro de 10 años? El motor neural del chip A11 biónico se adapta a tus cambios progresivamente, por lo que sí que te reconocerá.

En todo caso, recuerda algo: siempre se puede desbloquear con el clásico PIN e incluso desactivar el reconocimiento facial para casos de emergencia.