Que no te engañen, el Face ID de Android no es lo mismo que el del iPhone X

    Seguro que, si conocéis las características de los sistemas operativos de la competencia, cuando Apple anunció que el reconocimiento facial llegaría al iPhone no os quedaríais demasiado impresionados. Lo cierto es, que el reconocimiento facial no es nada nuevo. Como tantas otras veces, Apple no ha sido la primera en implementar esta tecnología. Sin embargo, ha sido la que mejor lo ha hecho hasta el momento.

    En el momento en el que Face ID salió a relucir en la keynote del pasado 12 de septiembre, muchos empezaron a compararlo con las soluciones que otros han ofrecido en el pasado. Una de ellas, es la que Android introdujo con la versión 4.0 Ice Cream Sandwich. El Face Unlock, que se presentó como una revolución en seguridad, resultó ser un fiasco de proporciones épicas. La cuestión es, que Face ID no tiene nada que ver con esto. Quizá, lo más similar a esta tecnología del iPhone X sea el reconocimiento de iris de los últimos Lumia o Galaxy.

    Ni siquiera merece la pena el comparar Face ID con Face Unlock

    Aunque no se merece siquiera una comparación, solo hace falta echar un vistazo al hardware usado en cada método. Con Android, se puede usar Face Unlock o Trusted Face en cualquier teléfono con una cámara frontal. Con Face ID, es necesario usar el nuevo sensor TrueDepth, que tantos problemas les está dando a la hora de producir el iPhone X. Un conjunto de componentes especialmente diseñados no solo para ser una buena cámara, sino también para ser un complejo sistema de identificación biométrica.

    TrueDepth proyecta un gran número de puntos infrarrojos en nuestro rostro para identificar su forma y características únicas con una precisión muy alta. En el caso de Face Unlock, simplemente se trata de un software que compara la imagen de la cámara frontal con la registrada previamente, incluso si esta es una foto. En definitiva, cualquier cosa es más segura que Face Unlock. Lo que no queda claro, es si Face ID y las tecnologías de reconocimiento de iris merecen mucho más la pena por comodidad. Eso ya es cosa de cada uno.

    Y vosotros, ¿Qué preferís? ¿El reconocimiento facial, o el escáner de huellas dactilares?