Hackear un iPhone seguirá siendo misión imposible

Hackear un iPhone seguirá siendo misión imposible

Compartir

Seguirá blindado. Para todos los aquellos que se muestren interesados (incluidas grandes empresas de software de seguridad) en cómo “hackear” o desbloquear un iPhone sin pasar el proceso de la contraseña, el Touch ID ni el Face ID… deberán saber que no habrá manera. Hackear el iPhone será misión imposible.

Los únicos en conseguirlo, hasta ahora, han sido los agentes del FBI. ¿Recordáis la polémica sobre el caso del iPhone de San Bernardino? El FBI necesitaba desbloquear aquel dispositivo porque podría contener pruebas incriminatorias muy importantes. Pero Apple se negó en rotundo.

No obstante, el FBI logró desbloquear el iPhone, probablemente gracias a alguna empresa relacionada con software de seguridad. Pues bien, algunas organizaciones solicitaron una orden a la comisión de la Libertad de Información para revelar la herramienta para hackear el iPhone, y su precio. Pero la decisión ha resultado proceder en una negativa. El iPhone seguirá siendo imposible de hackear.

Esta información causaría un gran riesgo en el mundo de la tecnología actual

La juez federal Tanya Chutkan explicó las razones por las cuales revelar detalles sobre el vendedor (refiriéndose a la compañía que desbloqueó el iPhone de San Bernardino) y el coste de la herramienta provocarían “poner un objetivo en su espalda”.

“Es lógico y plausible que el vendedor sea menos capaz que el FBI de proteger la información enfrente de un ciber-ataque. La conclusión del FBI de revelar el nombre del vendedor al público pondría los sistemas del vendedor y una información crucial sobre la tecnología en un riesgo es muy razonable.”

Se rumorea que el FBI trabajó junto con la firma móvil israelí “Cellebrite” para desbloquear el iPhone 5c usado por Syed Farook. Pero los datos sobre cómo se ha logrado desbloquear el terminal todavía son desconocidos. Y la información que contenía, obviamente, también.

Apple se la jugó mucho enfrentándose al FBI y negándose a participar en el desbloqueo del terminal, alegando que “no tenían la tecnología para hacerlo”. Parece que el caso del iPhone de San Bernardino sigue creando polémica…

Fuente | 9to5mac