El Google Pixel aprende de lo peor de Apple: ¡sus accesorios son más caros!

    En el mundo de la electrónica de consumo, los diferentes segmentos por los cuales decidimos si una marca es premium o no ya están decididos. Todas las empresas han tomado parte en ellos, y se han dedicado a dejar muy claro cuál es su mercado predilecto. En algunos casos, especialmente en el caso de ciertas marcas de Android, se permiten el lujo de tener diversos modelos en varias gamas. Todo con el fin de cubrir las necesidades de cada usuario.

    Sin embargo, hay una marca que no deja de dar bandazos. Google, que sigue en su afán por convertirse en la reluciente manzana de Android, presentó ayer una gama de dispositivos que no tienen nada que envidiar a los modelos que ha presentado Apple recientemente. Al menos, según lo que ellos se han atrevido a decir. De hecho, aún sin haber podido probar sus nuevos productos, la verdad es que en algunos aspectos les tenemos que dar la razón.

    Bienvenido a un mundo donde conectar tus auriculares te puede salir más caro que estos

    Google se ha esforzado tanto en aprender de los de Cupertino para lanzar su segunda generación de Pixel, que parece que ahora el problema de la industria son ellos, y no Apple. Han logrado captar y aplicar los pequeños detalles que aún nos fastidian bastante a muchos de los usuarios de los productos de esta último. ¿Un ejemplo? El precio de los accesorios. Solo el recambio del adaptador de USB-C a Jack de 3.5 vale 20 dólares, y teniendo en cuenta los cambios que aplican, para nosotros será el módico precio de 22 euros.

    No me malinterpretéis, respeto que quieran parecerse a la compañía que ha demostrado que es posible crear un producto que funciona correctamente en la gran mayoría de las situaciones. Han querido seguir el mismo modelo de Apple, pensando que con el mero hecho de crear un teléfono para su software valía para subir los precios. Pero, sinceramente, creo que les iba mucho mejor cuando empezaron a lanzar teléfonos que todo el mundo se podía permitir, como el Nexus 4, y no un intento de iPhone X.

    Y vosotros, ¿Qué opinaís de este cambio de rumbo de Google?

    Vía | The Verge