¿Esta justificado el aumento de precios de los móviles top en 2017?

¿Esta justificado el aumento de precios de los móviles top en 2017?

¿Merece la pena el salto?

Compartir

No hace falta que te lo digamos: los móviles son más caros en 2017 que en 2016. Y que el antepenúltimo. Y así podemos remontarnos en el precio hasta descubrir que aunque el iPhone original era caro, pero costaba mucho menos de lo que cuesta ahora. Claro que si coges el iPhone original probablemente te asustes de lo anticuado que es frente al iPhone 8 Plus o el iPhone X.

Ojo, no es un asunto exclusivo de Apple, también otras marcas como Samsung o LG han ido incrementando sus precios. Aunque el iPhone original no se venía en España, el precio de partida en USA eran 500 dólares, exactamente lo mismo que el primer Samsung Galaxy. Hoy, el iPhone 8 cuesta 700 dólares (809 euros en España) y cuando fue presentado, el Samsung Galaxy S8 costaba 750 dólares. Aunque hay una cosa a favor de los coreanos: sus precios bajan como la espuma en muy poco tiempo.

Pantallas sin marcos, mejor óptica, más potencia y almacenamiento…¿es suficiente?

Siendo sinceros, los móviles del 2016 no distaban mucho de los de este año. Quiero decir, el iPhone 7 tenía un procesador potente, quizás algo menos de almacenamiento y una pantalla con peor resolución.

Pero los usuarios de este terminal tienen claro que no merece la pena dar el salto al iPhone 8, quizás la carga inalámbrica, el procesador A11 o el True Tone no justifiquen ese salto. Con el iPhone X hay más mejoras, como la pantalla infinita o la cámara TrueDepth, pero también el salto de precio es mayor.

Esta diferencia de precio no solo atañe a Apple como ya hemos dicho, el Note 8 también ha pasado a ser del club de los móviles de mil euros. Incluso otras marcas como Huawei, OnePlus o Google también han subido sus precios, pero el salto de Samsung y Apple son mayores que nunca antes. Como podemos ver en la foto, cada modelo nuevo es más caro que el de año anterior y en algunos casos la subida es drástica.

Hay muchas razones para ese salto, y una de ellas es más simple que el resto: que la competencia también lo haga. Pero además, nuevos diseños y materiales, ratios de pantalla de 18:9, más potencia y almacenamiento… cambios que son bienvenidos, pero que quizás no justifican este aumento de precio. ¿O si?

Via | Phone Arena