El iPhone X, el compañero de viaje definitivo

    ¿Te acompañará el iPhone X en tus viajes?

      El iPhone X seguramente llegue a ser el mejor iPhone hasta la fecha. Apple ha puesto mucha dedicación en diseñar este nuevo terminal, incluso ha buscado un sustituto al Touch ID más seguro si cabe, eso sí, este sustituto puede ser una de las muchas razones del elevado precio del terminal.

    Este iPhone tiene ciertas características que lo convierten sin duda en el mejor teléfono que puedes tener para ir de viaje — siempre que lo embutas en una buena funda y lo tengas siempre vigilado para que no te lo roben — y si aún no te has decidido por hacerte con uno en su lanzamiento, quizás esto te haga decidirte.

    Una cámara impresionante

    Las cámaras de fotos están muertas, o al menos las que no son de smartphone. Ya nos sorprendió Apple con su nueva cámara en el iPhone 8 Plus, pero por lo que tenemos entendido, es posible que la cámara del dicho terminal no le llegue ni a la suela de los zapatos a la que incorpora el nuevo iPhone X. Tienen la misma resolución, sí, pero el doble estabilizador de imagen y la obertura más grande pueden ser un punto clave.

    Esto sin hablar de su cámara delantera, la cual también será capaz de tomar capturas en modo retrato con una resolución de 7 megapíxeles, incluyendo por supuesto la iluminación de estudio que ya vimos en el iPhone 8 Plus. No solo eso, nos encontramos con una función tan curiosa, innovadora, bonita y poco necesaria que seguramente mucha gente decida comprar el iPhone X sólo por esto: los Animojis.

    Mejora en su resistencia

    Los iPhones no han sido demasiado resistentes nunca, seguramente el más resistente que podemos encontrar en toda su gama sea el modelo original: el iPhone 2G. Sin embargo, éste iPhone X tiene grandes mejoras en cuanto a diseño que lo pueden convertir en un terminal algo más resistente que los anteriores. Incorpora un cuerpo de cristal ultra duro y acero inoxidable, muy parecido a los modelos de mayor calidad del Apple Watch.

    Face ID

    Un escánner biométrico de seguridad, justo como los que podríamos ver en cualquier película de ciencia ficción y parecido al que tenemos en el Samsung Galaxy Note8, con una diferencia mayor: este sí bloquea el acceso a tu teléfono. Utiliza las dos cámaras delanteras, reenderizado 3D en tiempo real y tecnología infraroja para detectar tu cara e identificar tus rasgos faciales. Incluso es capaz de detectar tus signos vitales, cambios en tu aspecto o muecas en la cara. Sin dudas, asombroso.

    Y no creo que haga falta decirlo, pero funciona a oscuras y es imposible desbloquearlo mientras duermes, es decir, que alguien lo desbloquee contra tu voluntad mientras estás en el sobre. Esto es así porque el Face ID no va a reaccionar de ninguna forma a no ser que lo mires directamente, al igual que será capaz de ocultar todas tus notificaciones siempre que no lo mires.

    Una pantalla más brillante y nítida

    La pantalla del nuevo iPhone X es monstruosa. Una pantalla de esquina a esquina OLED (Organic Light-Emitting Diode). Con esta tecnología OLED, cada píxel es capaz de producir su propia iluminación, todo lo contrario de una pantalla LCD la cual se ilumina con una luz de fondo LED. El resultado: brillante, luminoso y se ve bien desde cualquier ángulo.

    Desde el punto de vista de un viajero, esta pantalla nos permitirá hacer un vuelo largo y monótono mucho más ameno sin ninguna complicación. Además, la tecnología True Tone que incorporará este dispositivo hará que la lectura con este sea prácticamente como leer de un papel, puesto que será capaz de balancear sus colores y su brillo para que se parezca lo máximo posible a una hoja de papel.

    El iPhone X se siente como el futuro. Tanta tecnología junta y funcionando en armonía en un trozo tan pequeño de Hardware, hacen que este iPhone realmente sí que se sienta como la nueva generación de teléfonos de Apple que tanto ansiábamos. Sin dudas podemos esperar un buen funcionamiento de este en nuestros viajes, las fotos que tomemos con su impresionante cámara durante el viaje se mantendrán totalmente seguras gracias a su Face ID, el cual protegerá tus datos de cualquier posible intento de robo, y la durabilidad del terminal evitarán cualquier disgusto por desgaste o exceso de uso. ¡Incluso nos ahorrará sustos si saltamos al agua con él dispositivo en el bolsillo!

    Fuente | forbes.com