Apple desmiente un posible cambio en los componentes del Face ID

    Durante estos últimos meses, en Apple han vivido una gran revolución. No solo se trata del lanzamiento de un iPhone radicalmente nuevo, sino que además han cambiado su sede al nuevo Apple Park, y han empezado a mostrar al mundo lo que nos tienen preparado para los próximos años. Pero, por ahora, nos toca deja de pensar a largo y a medio plazo y hacerlo a corto plazo. Y es que el lanzamiento del iPhone X se encuentra a poco más de una semana.

    Si hay algo en lo que todos los rumores están de acuerdo en lo relacionado al nuevo iPhone y a su posible éxito, es que va a ser un lanzamiento bastante problemático. Como ya hemos hablado anteriormente, algunos de los componentes que incluye el iPhone X son especialmente difíciles de producir en masa. Por este motivo, muchos de los que quieran hacerse con un teléfono el día del lanzamiento se quedarán sin él. Sin embargo, Apple no se plantea sacrificar la calidad de sus productos para acelerar la producción.

    El iPhone X que nos vendieron será el que compraremos

    Hace unas horas se dio la voz de alarma cuando Bloomberg publicó una noticia en la que se comentaba que los de Cupertino habrían reducido la precisión de los sensores del Face ID para poder fabricar más unidades. Sin embargo, Apple no ha tardado en salir a desmentirlo. En un comunicado transmitido a TechCrunch, la compañía afirma que no ha cambiado la precisión de Face ID, y que la noticia de Bloomberg es completamente falsa.

    De esta forma, la compañía nos asegura que tendremos el teléfono que nos vendieron el pasado 12 de septiembre. Ni más, ni menos. El problema, como ya hemos comentado al principio, será el tiempo que tardaremos en conseguirlo. Pero para eso, Apple no tiene una respuesta oficial que ofrecer. Al menos de momento.

    Y vosotros, ¿Compraréis un iPhone X de lanzamiento?

    Vía | MacRumors