Samsung fabrica mejores pantallas para el iPhone X que para el Note8

Samsung fabrica mejores pantallas para el iPhone X que para el Note8

Compartir

El iPhone X está cada día más ceca de nuestras manos, de hecho, está a sólo un día de su lanzamiento mundial. Mañana todos los usuarios que acudieron a la prereserva y todos los que hayan hecho cola desde Septiembre, podrás disfrutar de su nuevo y reluciente iPhone X.

Uno de los mejores dispositivos de este año, no puede tener otra pantalla que la mejor del año. Su fabricante Samsung ha decidido darle a Apple la mejor de sus pantallas, superando a la de su propio dispositivo de alta gama: el note 8.

Te puede interesar | Cómo logró Apple la espectacular batería del iPhone X

Las comparaciones son odiosas, que se lo digan a Samsung

En una comparativa realizada con el iPhone X, Galaxy Note 8 y Pixel 2 XL, podemos ver como la pantalla del terminal de Apple bate récords y deja a sus rivales en pañales.

Brillo

Mientras que el dispositivo de Google puede alcanzar los 438 nits y el de Samsung escasos 408 nits, el de Apple llega hasta la friolera cifra de los 574 nits, cuidado con ponerlo al máximo de noche que puedes hacer sufrir a tu retina. En la propia comparativa se recalca que en los paneles OLED es importante el brillo de la pantalla, ya que tienden a verse más tenues.

Precisión de color y saturación

En este aspecto los tres terminales muestran sus fortalezas y debilidades. Pudiendo discernir claramente entre cada uno de ellos, teniendo resultados muy dispares: el iPhone X gana la batalla teniendo unos niveles muy balanceados; el Note 8 cuenta con unos niveles de saturación muy elevados que rozan lo irreal y el Pixel 2 XL busca, demasiado, el realismo.

Balance de blancos

Por fin el True Tone Display sale en esta comparativa, y es que su capacidad de adaptación permite que los blancos se vean más blancos según que situación. Consiguiendo una adaptabilidad envidiable.

Ángulos de visión

Cuando pensábamos que los ángulos de visión estaban fuera de las tablas, vuelven a entrar con la pérdida del color: Apple ha sabido corregirlo y consigue que la deformación de la imagen sea mínima, frente a los leves verdes del Note 8 y un poco mejores que las de Pixel 2 XL.

Como podéis comprobar esta comparativa de titanes no encuentra grandes diferencias, son todos alta gama, pero si denota que Apple trabaja todos los pequeños detalles y deja claro quién se preocupa más por hacer el mejor dispositivo.

Vía | Tom’s Guide