Xiaomi llega a España… ¿miedo en Apple por el iPhone?

Xiaomi llega a España… ¿miedo en Apple por el iPhone?

Compartir

Aunque hacía semanas que se había confirmado, hoy el CEO de Xiaomi ha presentado oficialmente las dos nuevas tiendas de la marca china en España y qué productos venderán. Desde luego, una gran noticia para los fans de Xiaomi, que llevan años comprando productos tremendamente solventes y a un precio muy competitivo.

Hasta la fecha, Xiaomi no contaba ni con servicio de atención al cliente ni garantía en España, algo que no parecía ser un obstáculo para los usuarios dispuestos a arriesgarse a cambio del mejor precio. Y es que en ese sentido, Xiaomi es sencillamente insuperable.

Te puede interesar | Los 14 gestos básicos del iPhone X

Además son terriblemente versátiles: no solo cuentan con smartphones o wearables sino que también se atreven con cámaras, patinetes, ordenadores, aspiradoras… y así hasta alcanzar solo los 89 gadgets que integran Mi Ecosystem.

Su llegada está al caer: en apenas unos días abrirán sus dos tiendas en Xanadú y La Vaguada (Madrid) y podremos comprar con total seguridad, garantía y distribución a través de canales como Carrefour, Amazon, The Phone House, Mediamarkt entre otros.

Te puede interesar | Esto es lo que cuesta fabricar un iPhone X

Xiaomi cuenta con una corta vida de apenas 7 años y la razón de su ser siempre ha sido llevar la innovación a todos los públicos. De ahí su brutal versatilidad y sus increíbles precios, pero también tienen una referencia en el horizonte: Apple.

Sin ir más lejos, no hay más que echar un ojo al diseño de sus tiendas: espacios diáfanos, grandes pantallas, decoración de aspecto rústico y nórdico, madera, metal, vidrio… Sí, muy Apple. De hecho no es casual la elección de Xanadú, lugar donde Apple instaló su primera tienda en España.

Te puede interesar | El iPhone X arrasa en los Benchmarks, ¿había dudas?

¿Tiene algo que temer Apple con la llegada de Xiaomi?

Apple es intratable en mercados como el estadounidense, pero el ecosistema tecnológico español es muy diferente. Por un lado no podemos obviar la renta per capita: en España se mira el euro y no es para menos. Al fin y al cabo, el sueldo medio de un español es inferior al flagship de Apple, el iPhone X. Por eso Android arrasa en nuestro país. Aunque eso no sirve de excusa y vimos enormes colas para su adquisición el pasado 3 de noviembre.

El cliente de Apple busca calidad, diseño e innovación, pero también reconozcamos que hay cierto halo de snobismo y postureo. Pero al César lo que es del César, si hay algo que enamora al usuario de iPhone es la simplicidad, intuitividad y seguridad de iOS…algo con lo que Xiaomi no puede competir con sus capas de Android.

Te puede interesar | iPhone X vs iPhone 8 Plus: diferencias y cuál comprar

Pero es que si comparamos una marca y otra, la diferenciación no puede ser más brutal: Apple ha logrado en sus clientes (y en otros que no lo son) lo que en economía se conoce como diferenciación vertical, es decir, que la percibamos como una marca mejor que Xiaomi, algo que difiere de la diferenciación horizontal, en la que la elección entre uno u otro se fundamenta en gustos.

Para que nos entendamos, en percepción estamos hablando de un Porsche frente a un Dacia, si me permitís la comparación. No es tanto de la usabilidad en sí, porque al final un Xiaomi y un iPhone son móviles y los chinos cuentan con un tope de gama como el Xiaomi Mi Mix 2 que es fabuloso, sino de que la imagen de marca no puede ser más dispar.

Y ojo, esto no es una crítica a la segunda marca de Renault ni a Xiaomi, es más, si buscas un móvil para el WhatsApp, llamar, revisar el correo, navegar por internet y te da igual las modas, ¿por qué no gastarte cien euros en un móvil tan resultón como el Xiaomi Redmi A4? Del mismo modo, no tiene sentido invertir en un Porsche para usarlo en ir a la compra.

Te puede interesar | 4 razones por las que el iPhone 8 Plus es mejor que el iPhone X

Precisamente por esa brutal diferencia en percepción, el que va a comprar un iPhone difícilmente se desviará a una marca de perfil tan bajo. A veces por cuestión de prejuicios simplemente. Pero con dos tiendas en España, más de uno y dos curiosos se acercarán y descubrirán que aun que son fieles al iOS del iPhone, quizás probar otros de sus gadgets no sea tan mala idea. Y acertarán.

En definitiva, Apple no tiene nada que temer con Xiaomi en territorio español, pero probablemente otras marcas del ecosistema Android si que sufran en sus carnes al gigante chino.