7 cosas que no nos gustan del iPhone X de Apple

7 cosas que no nos gustan del iPhone X de Apple

Desde su polémico marco frontal hasta la retirada de algunas de sus funciones.

Compartir

Nadie niega que el iPhone X de Apple sea uno de los smartphones más avanzados y más espectaculares del mercado. Sin embargo, el nuevo flagship de la compañía de la manzana mordida cuenta con algunas características, funciones y prestaciones que no nos han gustado.

En este artículo mencionaremos las cosas que menos nos han gustado del iPhone X; hablamos de su diseño, de su coste final, de sus nuevos gestos táctiles, de sus accesorios adicionales, de sus defectos y de la retirada de algunas de sus funciones.

Recuerda participar en el apartado de comentarios y en las redes sociales para compartir aquellas cosas que más te gustan del iPhone X y aquellas cosas que odias sobre el nuevo smartphone de la firma de la manzana mordida.

1. Su elevado precio

Sin duda, el coste del iPhone X será uno de los principales motivos por los que muchos consumidores optarán por adquirir otro smartphone. Está disponible a partir de 1.159 euros, pero su precio puede ascender hasta los 1.329 euros con capacidad de almacenamiento de 256 GB. Ojo, no decimos que no lo valga, pero pagar semejante cantidad de dinero por un smartphone es excesivo.

Los costes de los componentes de hardware del iPhone X ascienden hasta los 357 dólares. Aún teniendo en cuenta los procesos de i+d, marketing, diseño e impuestos, la compañía de la manzana mordida podría haber ajustado un poco más su precio de cara al consumidor.

2. Su extraño marco frontal superior

Se trata de una cuestión de gustos, y para gustos los colores. Pero a nuestro parecer, el marco frontal superior (las orejas) del iPhone X tiene un diseño horrible. Este marco está dedicado para implementar los componentes de configuración de la cámara FaceTime y los sensores TrueDepth de la tecnología de reconocimiento facial Face ID.

Pero no estamos hablando de simple estética visual, ya que el marco repercute directamente sobre la experiencia de usuario del software mobile del iPhone X. Sus “orejas” no solamente han impedido que Apple pueda incorporar el porcentaje de la batería en la barra de estado de iOS 11, sino que además evitan la reproducción y/o visualización de contenidos a pantalla completa, tal y como apreciarás en el vídeo que hemos adjuntado. ¿De qué sirve una pantalla de 5,8 pulgadas si no se puede disfrutar plenamente?

3. El coste adicional del dock AirPower

Apple venderá por separado un dock para la carga inalámbrica del iPhone 8, del iPhone 8 Plus, del iPhone X, del Apple Watch y del estuche para los AirPods. Se llamará AirPower y se comenzará a comercializar a partir de 2018. Hasta ahí todo bien. Pero resulta que según los últimos rumores, este cargador podría llegar a costar 200 euros. Aunque esto no fuera cierto, y fueran 100 euros, siguen habiendo alternativas mucho más baratas en el mercado.

4. La retirada de la función Touch ID

El iPhone X tiene un cambio de diseño tan drástico que la compañía de la manzana ha decidido retirar la función Touch ID. El sensor de huellas se ha implementado en el botón de inicio del iPhone de anteriores generaciones, pero como el iPhone X tiene una pantalla OLED que cubre toda la parte frontal, la compañía no ha podido implementar este sistema. Ahora, los usuarios de iPhone X solamente podrán usar la tecnología Face ID de reconocimiento facial (o la tradicional contraseña) para desbloquear sus terminales.

Más en iPadizate | Las 7 características que más odiamos de iOS 11

5. Su escasa disponibilidad de colores

Este, probablemente, sea el menor de los problemas. Y es que nos habría encantado que Apple arriesgara más en cuanto a los colores disponibles de sus modelos iPhone X. Actualmente solo hay iPhone X en colores Plata y Gris Espacial. ¿No sería genial un iPhone X Azul Zafiro, Oro Rosado o Rojo Pasión?

6. El efecto “burn-in” de su pantalla OLED

El iPhone X y su pantalla OLED tienen un pequeño defecto, un defecto presente en todas las pantallas OLED del mercado. Hablamos del efecto “burn-in”. Este efecto hace que algunas imágenes de alto contraste de la interfaz de usuario permanezcan en la pantalla como un reflejo cuando ya no deberían estar ahí. Además, muchos usuarios se han quejado porque sus tonalidades son muy azules.

7. Sus nuevos y enrevesados gestos táctiles

Como Apple ha retirado finalmente el icónico botón Home del iPhone X, ahora el terminal requiere otro tipo de gestos táctiles y combinaciones de botones para ciertas funciones. Pero algunos de estos gestos táctiles son realmente enrevesados y complejos. Por ejemplo, para pasar al App Switcher (Multitarea) hay que deslizar el dedo desde abajo y hacer un movimiento en forma de arco. Demasiado complicado.