He destrozado mi iPhone X y tú lo harás también

    El IPhone X es un pedazo de cristal, casi literalmente.

    El iPhone X es una belleza y nadie puede negarlo. Si que es cierto que sus características orejas están causando cierta polémica, pero estas en todo caso mejoran su estética a pesar de que empeoren su manejo.

    Si has pasado hace poco por un Apple Store o eres de los afortunados que pudieron comprar el iPhone X, seguramente te habrás quedado maravillado con su diseño de acero inoxidable y cristal. Este diseño es impresionante a la vez que elegante. El problema viene al ver ciertos vídeos desagradables y darnos cuenta de que este dispositivo no es precisamente resistente y mucho menos barato de reparar.

    Protege tu iPhone, arruina su estética

    Hablando claro, si quieres que tu iPhone X no se convierta en un amasijo de cristales rotos al caer por accidente, tendrás que comprarle una funda. El problema viene cuando le ponemos dicha funda y lo vemos con ella puesta. ¡Horroroso! No solo las fundas que encontramos para el iPhone X estropean su diseño si no que además lo hacen más grueso y pesado.

    Sí, esto pasa también con las fundas oficiales de Apple. Este grosor añadido hace más incómodo de transportar el teléfono, si lo tenemos guardado en el bolsillo y queremos tomar una foto seguramente nos lleve tiempo conseguir extraerlo del compartimento de nuestro pantalón.

    Bueno, pues lo llevo sin funda

    Sin funda es hermoso, no hay duda, al igual que tampoco hay duda de que sin funda es un trozo de cristal fino preparado para romperse (y rallarse) en cuanto te descuides. Este terminal, como ya he dicho, no es resistente. Llevar el iPhone X sin funda es vivir cada día sabiendo que puedes romper tu teléfono por accidente.

    Hay gente que llevaba sus iPhone sin funda siempre, es habitual ver algún que otro iPhone 7, 6s o 6 con la pantalla totalmente destrozada, pero en este caso, el iPhone X es muy diferente. Hablamos de una pantalla OLED, si se rompe y el líquido de su interior se derrama, dejará de funcionar y la reparación será una pesadilla.

    Te puede interesar | Test de dureza: Así aguanta el iPhone X los martillazos

    Sea como sea, al final el usuario es el que decide lo que quiere hacer. Si te gusta más el iPhone X con una funda, adelante, tendrás una protección extra. Si no te gusta con la funda, piénsalo bien, es tu teléfono y si se rompe deberás repararlo asumiendo el coste de ello.

    Fuente | bgr.com