Por qué tu iPhone se hace más lento con el paso del...

Por qué tu iPhone se hace más lento con el paso del tiempo

Compartir

Es una realidad: los móviles van más lentos con el paso del tiempo y lo has sufrido en tus propias carnes. Y no, como ya hemos dicho alguna vez e incluso ha declarado la propia Apple, no se hace premeditadamente.

Los dos motivos por los que los teléfonos se ralentizan son: por un lado el deterioro y antigüedad del hardware contenido en el dispositivo (especialmente la RAM) y porque las actualizaciones y funcionalidades actuales no se corresponden con las especificaciones para las que tu terminal fue diseñado. Pero además entra en acción algo que en informática se conoce como degradación de datos, un mal inevitable al que nunca le habías puesto nombre.

Te puede interesar | Obsolescencia programada o por qué tu iPhone no durará más de dos años

¿Qué es la degradación de datos?

De forma simplificada para que todo el mundo pueda entenderlo, se conoce la degradación de datos como el lento deterioro del software con el paso del tiempo. En este concepto intervienen tres aspectos: la erosión del software, el desorden o entropía del software y software bloat.

Erosión del software

La erosión del software tiene lugar cuando usamos apps o software día a día, de forma normal y corriente. Pero puede darse de varias formas.

Por ejemplo, cuando el desarrollador cambia una parte del código del programa, pero quedan bits del código original que aún contienen bugs. Además, el usuario también puede usarla de una forma para la que no fue diseñada, pueden quedar datos en la caché difíciles de procesar, una interfaz mal diseñada…

Te puede interesar | ¿Tu iPhone va lento? La culpa es de tus apps

En general, lo más común de la erosión del software se produce a causa del mal mantenimiento, algo que suele darse cuando operan juntas varias apps de terceros completamente diferentes que requieren actualizaciones por separado para que se comuniquen de forma efectiva.

Entropía del software

La entropía se aplica a varios ámbitos de la ciencia y hace referencia al desorden. En informática se usa cuando quedan bits sin usar con bugs que no cambian, almacenándose conforme se actualizan con parches nuevos.

Te puede interesar | Libera muchísima memoria en tu iPhone o iPad con esta herramienta mágica

Básicamente, las apps que más usas pueden ir actualizándose progresivamente, pero el sistema operativo de base solo cambia al completo con una restauración de fábrica.

Es muy complicado evitar esa entropía de software, fundamentalmente porque es imposible predecir de qué serán capaces las nuevas apps o cómo el software interactuará entre sí.

Te puede interesar | 7 trucos para que el iPhone 7 sea aún más rápido

Software Bloat

Ojo, no lo confundas con el bloatware, que es son programas nativos que vienen con el teléfono y que no podemos eliminar. Es algo parecido, pero no es lo mismo. El software bloat es cuando hay una serie de funcionalidades extra dentro de una app que están sin usar.

El problema es que es muy complicado definir términos como “extra” o “sin usar”, porque algo que un usuario ame puede ser lo mismo que otro odie. Los desarrolladores necesitan alcanzar un compromiso entre la velocidad de uso de un programa con un conjunto de características atractivas.

En otras palabras, cuanto más complejo y completo sea un software, más lento será. Si un fabricante crea apps duplicadas o bueno, si un software viene por defecto pero además instalamos una app que hace algo similar, al final el teléfono usa las dos.

Te puede interesar | Cómo hacer que el iPhone vaya más rápido

¿Cómo evitar la degradación de bits?

Lo peor de todo es que hay muy poco que puedas hacer para evitarlo. Puedes hacer una restauración de fábrica para solventar la erosión de software o la entropía, pero con el tiempo regresarán. Y es que es algo inevitable con el uso.

La mejor manera de evitar el software bloat es comprar teléfonos de un fabricante que desarrolle hardware y software, así que si tienes un iPhone o un Google Pixel, estás de enhorabuena. Además, en el caso de iOS está bastante equilibrado y optimizado. No es casualidad que en iPhone la obsolescencia programada sea mucho menor y que por ejemplo en Apple sigan lanzando software compatible con teléfonos con más de tres años de antigüedad, algo que no se da en Android.

Vía | iDropNews