4 consejos para que tu iPhone dure más

4 consejos para que tu iPhone dure más

Compartir

Felicidades, has traído un nuevo iPhone al mundo. Mira que pantalla tiene, parece recién fabricado. Prepárate para recibir las clásicas preguntas de tus amigos, como “¿Quién es el fabricante?”, “¿Cuál es su año de nacimiento?”, “¿Es nuevo o de segunda mano?”… Lo clásico, todos querrán saber más de tu pequeño gadget. Algo completamente normal, no todos los días viene un nuevo teléfono a tu bolsillo. Y menos uno como el iPhone X.

Te puede interesar | Gana un iPhone X con Urban Tecno y Buaala

Por supuesto, ahora le mirarás con ojos de ternura, pero poco a poco irá pasando el tiempo, y tu iPhone cambiará. De ti depende que sea para bien, o para mal. Por eso, hoy os damos cuatro consejos con los que podréis darle el cariño que se merece. Haced que su marca se sienta orgullosa, y evitad que los del servicio técnico tengan que ir a buscar a vuestro pequeño.

Por todo lo que más quieras, actualiza tu iPhone

Siempre nos gusta empezar por lo básico. Como si de vacunas se tratasen, vuestro iPhone necesita tener siempre la última versión de software disponible instalada. No se trata de si lo hará más lento o no, que ya se ha demostrado que no es así, sino de que no tengan vulnerabilidades que los hackers puedan explotar. Por supuesto, no hay ningún sistema operativo perfecto, pero si no actualizáis vuestro teléfono, el riesgo será más grande que el de uno con la última versión.

Te puede interesar | Las 11 novedades más interesantes de iOS 11 para iPhone y iPad

Además, no podría ser un proceso más sencillo. Simplemente tenéis que dirigiros a Ajustes, y en el apartado de General podréis ver una opción llamada Actualización de software. Seleccionarla, y podréis conocer al instante si tenéis la última versión, en caso contrario, solo tardaréis unos minutos en descargarla e instalarla. Y si no os gusta este método, siempre podréis recurrir a iTunes, conectando vuestro iPhone al PC o al Mac.

Cuida tus hábitos de carga del dispositivo

Como tú, tu nuevo teléfono debe tener una rutina de descanso, de otra forma, obviamente, no podrás utilizar tu iPhone. Pero eso no significa que deba tener estrictamente nuestra rutina. Procura no cargar tu iPhone toda la noche, si es posible, es mejor varias cargar pequeñas, que una mayor de lo necesario. Eso también incluye a la carga inalámbrica, aunque en este caso, la carga es más lenta, con lo que si duermes poco, entonces quizá no tengas problema.

Te puede interesar | Cómo aumentar al doble la vida de la batería del iPhone X

Por otro lado, procura echar un vistazo de vez en cuando a los datos de uso de la batería, disponibles en el apartado Batería de Ajustes. Ciertas apps pueden estar haciendo un uso excesivo de ella, y quizá te conviene más buscar alternativas para ellas que no consuman tanta autonomía. A veces, una app de terceros puede llegar a ser mucho más eficaz que la oficial, tenedlo siempre en cuenta.

Cuida de tu almacenamiento como nunca lo ha hecho

Vale, llegamos a uno de los puntos más importantes y el que más molesto puede llegar a ser si se descuida, el almacenamiento de tu teléfono. Siempre que estrenamos un teléfono nuevo nos descuidamos, y empezamos a instalar apps como locos, y a restaurar todo lo que teníamos en nuestro anterior teléfono, y si podemos, en toda la dinastía de teléfonos inteligentes que hemos tenido. Si tenéis un iPhone 8 o X, con 64 Gb de base, podría no ser un problema, pero tener cuidado igualmente.

Te puede interesar | Cómo liberar espacio de almacenamiento en iPhone y iPad con iOS 11

Si podéis, confiar en los servicios en la nube como iCloud, Google Drive o Dropbox para almacenar todos esos archivos que no tienen porque estar en nuestro iPhone. No solo ganaréis en seguridad, ya que podréis acceder a ellos desde cualquier lugar, también en espacio, porque no tendréis que almacenarlos en vuestro propio teléfono.

No racanees en protección para tu nuevo teléfono

A menos que tengas un buen seguro de accidentes, algo que recomendamos encarecidamente para smartphones como el iPhone, tener tu teléfono sin protección es ir llamando al peligro. A voces. Sabemos perfectamente que lo ideal es poder tenerlo sin funda para poder disfrutar de su diseño al máximo, pero puede que vuestro dispositivo esté a un golpe de quedar inservible. Por eso, gastaros un poco más en una buena funda.

Te puede interesar | Las mejores fundas para tu iPhone X

Lo ideal sería que adquirierais una oficial de Apple, pero todos sabemos que sus precios son, en una palabra, astronómicos. Por eso, no os preocupéis si tenéis que comprar una de terceros, simplemente aseguraros de que está hecha de un material lo suficientemente resistente como para soportar cualquier despiste. Y lo mismo va para el protector de pantalla.

Y vosotros, ¿Qué más consejos añadiríais a la lista?