Adiós a la pantalla rota de tu iPhone: descubren el cristal irrompible

Adiós a la pantalla rota de tu iPhone: descubren el cristal irrompible

Parece magia, pero será realidad.

Compartir

No cabe duda que el negocio de reparación de pantallas está en auge. No es nada cómodo llevar cualquier smartphone con una horribles grietas, que de prolongarse en el tiempo terminan causando heridas en los dedos y microcortes muy molestos, amén del espanto estético.

En el caso del iPhone, la reparación de la pantalla es muy dolosa al bolsillo. No decimos nada de la del iPhone X, una barbaridad, concretamente una cuarta parte de su valor.

Te puede interesar | Este es el coste real del iPhone X en cada país

Pero unos investigadores han descubierto accidentalmente un polímero que podría hacer que las reparaciones de la pantalla del iPhone sean cosa del pasado. La cuestión es que este polímero, denominado “poliéter-tioureas” tiene la capacidad de repararse por sí mismo en caso de rotura. No es ciencia-ficción.

Parece ser que para poder reparar el cristal, solo deberías de presionarlo en el lugar del impacto, consiguiendo aumentar la temperatura del mismo y consiguiendo una soldadura que eliminaría la grieta.

El autor del descubrimiento es un estudiante de postgrado japonés, como no, que estaba investigando sobre un pegamento. Comprimiendo con la mano el material durante 30 segundos al menos a 21 grados, haría que el cristal se repare y forme una nueva lámina. El material recuperaría su firmeza en cuestión de horas, al retornar a una temperatura menor.

Te puede interesar | Cómo proteger la pantalla del iPhone X del efecto quemado o burn-in

De poder desarrollarse este tipo de material y montarse en los dispositivos electrónicos, estaríamos ante una solución para aquellos con manos de mantequilla. Y es que nadie está a salvo de cualquier impacto, que aún usando una funda y protector, pueden ser letales si, por ejemplo, el teléfono cae sobre una esquina.

Quienes probablemente no estén contentos en un futuro con el desarrollo de este polímero serán los establecimientos dedicados a la reparación de pantallas, que verían sin dudarlo su negocio mermado. ¿Estaremos ante el fin de una era?

Vía | bgr