Por qué no debería preocuparte que Apple ralentice sus iPhone

Por qué no debería preocuparte que Apple ralentice sus iPhone

Compartir

Soy usuaria de iPhone desde hace 5 años. El primero lo compré de segunda mano y era un iPhone 3GS. Después pasaron por mis manos un iPhone 5s que tuve dos años, un iPhone 6s que me duró año y medio hasta que me lo robaron, el iPhone SE que compré de emergencia hasta que este octubre compre mi actual iPhone 8 Plus. Así que puede decirse que he vivido en mis carnes lo que es la última tecnología de Apple y cómo esta va degradándose con el paso de los años.

De todos ellos probablemente del que guardo mejores recuerdos es el iPhone 6s. Iba como un tiro, si bien al comenzar el segundo año tenía que ir con el cargador a cuestas porque apenas duraba hasta después de comer. Insisto, me paso el día con el móvil, es mi trabajo. Quizás a otras personas la autonomía de su iPhone de para más.

Te puede interesarLas 7 apps de iPhone que devoran tu batería (y cómo evitarlo)

Ahora recuerdo que en alguna ocasión de ese segundo año, cuando salía a correr, a veces se apagaba. Runtastic, Spotify, Twitter, WhatsApp…reconozco que pasaba muy de vez en cuando, pero se apagaba. Justo en ese momento Apple reconoció cierto problema con las baterías y lanzó iOS 10.2.1 en enero de este 2017 para solventar los misteriosos apagones, que ya no volvieron a darse.

Por eso cuando durante los últimos días salió a la palestra en Reddit que un usuario había hecho unos benchmarks con su iPhone antes y después de cambiar la batería, me hizo pensar. Y no he sido la única, a juzgar por los comentarios que hemos visto en las redes sociales.

Te puede interesarCómo conocer al detalle el estado de la batería del iPhone

Como decía el chico de Reddit, esperamos que la autonomía de la batería decrezca con el paso del tiempo, pero que el rendimiento del procesador siga siendo el mismo. Pero ya hemos comprobado que no es verdad.

Antes de nada, una puntualización: los benchmarks son una serie de test que llevan al procesador al límite para evaluar su rendimiento para que pueda compararse con otros terminales y procesadores del mercado. Tampoco tenemos que volvernos locos con las cifras, aquí lo que importa es la experiencia de usuario.

Es ahi donde cualquier usuario de iPhone sabe que con el paso del tiempo y las actualizaciones, nuestro móvil empieza a ir más lento, pero es muy difícil que llegue a colapsar y bloquearse. Está claro que si lo usas poco y para cuatro cosas, la batería te durará más y requerirás menos esfuerzos, por lo que te costará más darte cuenta de ello.

Te puede interesar10 maneras de optimizar la batería de tu iPhone 8

No es un bug, es una función de iOS

La propia Apple ha confirmado que limitan la velocidad del procesador con las actualizaciones para salvaguardar la integridad del terminal en ciertas condiciones. Y ojo, no es algo malo, en realidad el problema es que no han avisado al usuario de esta medida.

Puede que se trate de unos parámetros técnicos solamente conocidos por Apple y que no quieran complicar al usuario. De todos es conocido lo robusto y sencillo que es iOS aún a costa de su rigidez y falta de transparencia, y esto es solo una prueba más. ¿Así que cuáles serían esas condiciones? Clima frío, baja carga de la batería, baterías viejas…

El dilema es el siguiente: ¿prefieres que tu iPhone simplemente vaya ralentizándose con el paso del tiempo (como ha diseñado Apple hasta ahora) o que en ciertos momentos vuestro iPhone sufra bloqueos e incluso se apague?

La verdad es que para bien o para mal el usuario parece que no cuenta en este sentido. Una pena, aunque estimamos que Apple tiene sus razones. Y es que, ¿por qué tendría el gran público que regular la frecuencia del procesador de su móvil? Desde luego, se trata de temas alejados de la cultura popular que no tiene por qué saber cualquiera.

Te puede interesarCómo evitar que YouTube devore la batería de tu iPhone

Al desarrollador Guilherme Rambo se le ha ocurrido una función para implementar en iOS que nos informaría de la salud de nuestro procesador, permitiéndonos reducir la velocidad del procesador, algo que quizás confundiría a algunos usuarios. No creemos que Apple vaya a implantarlo, pero tendría una apariencia como la que vemos en el tweet.

Está claro que Apple podría haber sido más claro, y aún tiene tiempo para serlo y quizás dar explicaciones sobre cuáles son esas condiciones concretas que provocan que el procesador sea “capado”, como por ejemplo el ciclo de cargas a partir del cual una batería se considera vieja. Y es que Apple no puede luchar contra el paso del tiempo, pero si que puede hablar más con sus clientes.