Tras el escándalo de las baterías de iPhone: ¿Actualizar o no actualizar?

Tras el escándalo de las baterías de iPhone: ¿Actualizar o no actualizar?

Compartir

Dese el lanzamiento de iOS 11, Apple ha publicado actualizaciones frecuentes de su último sistema operativo móvil. Cuando eso pasa, normalmente siempre nos preguntamos si merece la pena instalarlo, siendo la mejor opción esperar un tiempo prudencial hasta que otros “conejillos de indias” comenten cómo funciona. El problema es “menor” cuando nuestro iPhone o iPad es nuevo, si bien iOS 11 ha sido un cúmulo de errores y bugs, pero cuando nuestro terminal ya tiene unos añitos, hay que pensárselo dos veces.

Pero tras descubrir que Apple ralentiza los iPhone viejos con las actualizaciones reduciendo la frecuencia del procesador para evitar apagones o bloqueos, ahora la duda va a ser mayor aún.

Te puede interesar | Apple podría ir a juicio por ralentizar los iPhone sin informar a los usuarios

¿Actualizar o no actualizar? He ahí la cuestión

Durante los últimos 6 meses he tenido un iPhone SE. Sí, es un modelo lanzado en marzo de 2016 que cuenta con el procesador A9, el mismo que el del iPhone 6s, un modelo que vio La Luz en septiembre de 2017, es decir dos años largos.

Cuando lo compré tenía iOS 10 y la verdad es que iba bastante bien. Conforme Apple lanzaba sus actualizaciones, las iba instalando sin mucha preocupación porque al fin y al cabo, es mi trabajo probar cómo funcionan, detectar errores y probar la experiencia de usuario de la nueva suite.

Te puede interesarCómo conocer al detalle el estado de la batería del iPhone

Pero con iOS 11 la cosa cambió. Quería probarlo porque sus características eran fabulosas (o al menos sobre el papel), especialmente ese centro de control personalizable. El hype con iOS 11 era brutal, así que lo instalé. De repente mi iPhone SE iba mucho más lento, especialmente con varias apps abiertas y la batería duraba mucho menos, teniendo que cargarlo un par de veces al día.

Así que actualizar a la ultima version quizás no es la mejor decisión para todo el mundo.

Te puede interesarCómo revisar el estado de la batería de tu iPhone y reemplazarla

¿Cuándo deberías no actualizar tu iPhone?

  • El primer grupo que debería ignorar las actualizaciones es bastante obvio: los usuarios de iPhone que hayan hecho jailbreak a su dispositivo. Es algo que nunca he hecho, me parece un procedimiento complicado y personalmente no me merece la pena. Pero hay gente que disfruta mucho con las apps vitaminadas y personalizando a tope su terminal. Al actualizar, adiós al jailbreak. Además aún no hay jailbreak para iOS 11.

  • Los usuarios con dispositivos antiguos, es decir, con dos o más modelos más viejos que el flagship actual, que estén contentos con el rendimiento de su móvil actualmente. Actualizar es una lotería, puede que ganes en algunas funcionalidades pero solo hay que ver todo lo que ha traído iOS 11: menos duración de la batería, bugs en el teclado, fallos en el zoom de las fotos… cuanto más viejo sea tu iPhone, más riesgo hay. Si estás feliz con tu iPhone viejo, no lo actualices.

Te puede interesarEl Jailbreak para iOS 11 y iPhone X está por llegar

Las consecuencias de no actualizar

Está claro que si no actualizas a iOS 11 te pierdes cosas como la función de grabar pantalla, el centro de control personalizable, etc. Pero sobre todo, nos quedamos sin incorporar medidas de seguridad y soluciones a vulnerabilidades que pueden comprometer la seguridad de tu dispositivo. Merece la pena echarle un ojo a la información relativa a cada parche para valorar su instalación o no.

Sin ir más lejos, iOS 11 arreglaba la vulnerabilidad KRACK, pero ya era bastante complicada de emplearla por parte de los hackers. Por lo que viendo todo lo que ha pasado después con los lags, la disminución de la autonomía de la batería y sus numerosos bugs, quizá merecía más la pena ahorrársela. Lo mismo pasó con MacOS High Sierra.

Otra consecuencia es la felicidad. Sí, has oído bien: Forbes asegura que los usuarios más felices de iPhone son aquellos que tienen todavía iOS 10 o incluso iOS 9.

Te puede interesarEl jailbreak para iOS 11.1.2, cada vez más cerca gracias a un fallo de seguridad

Conclusión

Pero como medida de seguridad y reflexión, cuando salga una actualización nueva valora seriamente cómo de contento estás con el rendimiento de tu dispositivo y ten en cuenta que aunque las novedades del nuevo iOS te suenen genial, están desarrolladas y enfocadas para los iPhone de ese año y sus respectivos componentes.

Asimismo, lee con detenimiento todo lo que soluciona el nuevo iOS y las experiencias de usuario de las personas que ya lo hayan instalado, para detectar posibles bugs. Cuando lo tengas todo claro, toma la decisión. Recuerda que en muchos casos Apple sigue firmando la versión anterior, por lo que también tendrás la opción de downgradear tu iPhone, pero no es un proceso tan sencillo como actualizar iOS.