Google quiere los chips del iPhone y “roba” a un ingeniero de...

Google quiere los chips del iPhone y “roba” a un ingeniero de Apple

Compartir

Cada vez que vemos un benchmark constatamos que los chips de Apple simplemente juegan en otro nivel. No hay más que verlo: el chip biónico A11 del iPhone X y el iPhone 8 barren a la competencia Android, que en su mayoría cuentan con el procesador Snapdragon 835. Es más, incluso el iPhone 7 con su procesador A10 con un año más de antigüedad es capaz de ganar a ese mismo procesador en determinadas circunstacias.

Por si no fuera suficiente con los problemas que sufren en Android con las actualizaciones o las brechas de seguridad de su plataforma de aplicaciones Google Play, los tests de rendimiento evidencian de forma tan abrumadora su inferioridad frente a Apple que en Mountain View han decidido tomar medidas.

Te puede interesarGoogle copiará lo que tanto criticaba de Apple y sus iPhone

Como dice el refrán, si no puedes con el enemigo, únete a él, o mejor aún: “roba” sus activos humanos. Eso es lo que han debido pensar en Google, que ha contratado a John Bruno, el ingeniero jefe del departamento de arquitectura de procesadores de Apple.

Pero esto tiene otra noticia subyacente. Y es que hasta la fecha la mayoría de fabricantes Android a excepción de Huawei (que desarrolla sus propios chips Kyrin) cuentan con procesadores Exynos o Snapdragon bajo el capó de sus terminales, aunque esto podría tener las horas contadas en los dispositivos Google.

Te puede interesarEl iPhone X copia los peores defectos del Google Pixel 2 XL

Porque si han contratado Bruno, probablemente sea porque el siguiente paso para hacerse con el trono como mejor smartphone sea fabricar su propio procesador. En Google se han tomado muy en serio su inmersión en el mercado móvil, ya sea contratando al I+D+i, desarrollando su fantástica cámara que solo requiere una lente y AI y que les ha catapultado al trono de DxOMark como la mejor cámara móvil jamás creada y ahora con este siguiente paso, el de la creación de sus propios chips.

Via | Engadget