5 tendencias tecnológicas que empezaron en 2017 y seguirán en 2018

    Este 2017 que se va deja una estela que perdurará durante el año 2018 en lo referente a las tendencias tecnológicas del sector de los smartphones. El iPhone X ha revolucionado el mercado y su ascendente se notará, sin embargo otras tendencias han llegado para quedarse. ¿Quieres saber qué volverá este 2018? Toma nota.

    Smartphones de más de mil euros

    El 2017 nos trajo una sorpresa bastante agridulce: en un país donde el salario mínimo interprofesional es de unos 700 euros, los flagships de las principales marcas sobrepasan los mil euros. Sirva como ejemplo el Samsung Galaxy Note8, el Google Pixel 2 o el iPhone X, que en su versión más básica alcanza los 1.159 euros. Desgraciadamente esta tendencia ha llegado para quedarse.

    Te puede interesar | Bienvenido al club de los smartphones de más de mil euros

    Sorprende que teniendo en cuenta que podemos encontrar ordenadores que usamos diariamente por unos 500 euros, nuestros inseparables móviles, que apenas nos duran 24 meses, sobrepasan esos mil euros. Sí, es cierto que las tecnologías que integran nuestros terminales y todo lo que podemos hacer con ellos bien valen esos mil euros, y es que nuestro móvil es más un pequeño y potente ordenador que un simple teléfono para realizar llamadas.

    Pantallas infinitas

    No, el iPhone X no es el primer móvil en contar con una pantalla de borde a borde, de hecho otras marcas como Samsung, Google, LG, Huawei, OnePlus y otros muchas integran un display casi infinito. Y es que en 2017 si tu flagship no montaba una pantalla de lado a lado del terminal, es como si estuviera anticuado. Los bordes ya no están de moda.

    Te puede interesar | Apple presentará 3 iPhone en 2018 con el diseño del iPhone X

    La verdad es que las pantallas infinitas nos encantan, pero a veces tenemos la sensación de que hemos perdido un poco el norte en este sentido, y es que hay móviles magníficos como el iPhone 8 que cuentan con bordes y no pasa absolutamente nada. Pero sí, esta tendencia seguirá en 2018 tanto en la gama alta como en la media e incluso en los móviles más discretos.

    Machine learning

    El machine learning es una de esas cosas de la Inteligencia Artificial que nos vuelven locos: hacen de nuestros asistentes virtuales algo mucho más inteligente, pero además se encargan de lograr que nuestras apps hagan cosas con las que nunca antes habíamos soñado.

    Sin ir más lejos, el machine learning del iPhone X logra que el Face ID se aprenda nuestra cara, aprendiéndose nuestros cambios con el paso del tiempo: cicatrices, barba, maquillaje…

    Te puede interesar | ¿Deberían tener los iPhone de 2018 Touch ID en la pantalla o Face ID?

    El machine learning también es capaz de identificar objetos en nuestras fotos, de forma que puedas buscar cosas como «gatos» en tu carrete de fotos. Así que solo tienes que preguntarle a Siri y ella te dirá qué foto es la que andas buscando. Con el Google Pixel sucede lo mismo, solo que además puede conseguir que elimines cosas que simplemente sobran en tus fotos, olvidándote de Photoshop. Pero vamos, que también puede extraer números de teléfono o nombres de tus imágenes.

    Realidad aumentada

    Aunque la Realidad Aumentada lleva años con nosotros, no ha sido hasta que Apple ha lanzado ARKit que ha llegado al gran público para quedarse. Los desarrolladores están creando nuevas apps y juegos que nos sumergen en un mundo que integra objetos de realidad virtual en nuestro entorno.

    Te puede interesar | Las 11 apps de Realidad Aumentada imprescindibles para tu iPhone

    Lo mismo sirve para situar muebles en nuestro salón, como en la app de Ikea, que cuelan zombies a un plano de nuestra cara. El potencial de la AR es brutal y cada vez más lo iremos comprobando.

    Sistemas de seguridad biométricos

    Contraseñas con mayúsculas y minúsculas, robustas, con números y caracteres, variadas…¡menudo jaleo! ¿No es mucho más sencillo desbloquear nuestro móvil con nuestra huella dactilar? O mejor aún, con nuestro rostro.

    Te puede interesar | Cómo funciona FaceID del iPhone X: 11 preguntas y respuestas

    El Samsung Galaxy S8 mezcla el reconocimiento facial con las huellas dactilares mientras que el iPhone X se queda únicamente con Face ID. Pero el futuro es prometedor: sudor, escaneo de iris, la forma de nuestro corazón… en 2018 nos olvidaremos de las contraseñas para siempre.