Qué prefieres para tu iPhone: ¿Más rendimiento o más batería?

Qué prefieres para tu iPhone: ¿Más rendimiento o más batería?

Compartir

Tim Cook ha hablado, y cuando el CEO de Apple se pronuncia, sube el pan. Y es que últimamente Cook nos ha acostumbrado a declaraciones tan polémicas como cuando aseguró que “Apple no era para ricos” o que pagar 999 dólares por el iPhone X era casi “un chollo”. Pero esta vez ha reiterado sus disculpas por el batterygate y ha asegurado que con iOS 11.3 los usuarios tendrán la posibilidad de elegir entre rendimiento o duración de batería.

Y es que como hemos asegurado varias veces, el batterygate en sí no es un bug ni un fallo, sino la mejor medida posible para salvaguardar la integridad de nuestro teléfono y garantizar una experiencia de usuario óptima, es decir, evitando apagones súbitos y con cierta autonomía. El problema radica en que Apple decidió tomar esta medida sin consultar a los usuarios, y es precisamente esa falta de transparencia lo que más molesta.

Pues bien, ahora ya no será así: habrá una función que nos permita elegir cómo queremos que envejezca nuestro teléfono. Como en su momento anticipó el experto en Apple Guilherme Rambo, probablemente tendrá un aspecto similar a este:

Te puede interesarCómo gestionar la sustitución de la batería de tu iPhone

Así que ahora nos planteamos: ¿Cómo será una opción u otra? ¿Cuál elegirás? ¿Qué significa apostar por el rendimiento en detrimento de la batería? ¿Y al revés?

Maximizar el rendimiento de la batería y bajar el rendimiento del procesador

Vamos, exactamente lo que Apple hace ahora con tu iPhone. Conforme las baterías pierden su capacidad, llega un momento en el que no pueden suministrar la energía suficiente al dispositivo, algo que provocaría que tu iPhone se apagara.

Así que la idea de Apple es que el chip del iPhone trabaje a una frecuencia menor, de modo que nuestra batería suministre energía de forma adecuada, sin picos. Como consecuencia, nuestro iPhone irá más lento y conforme pase el tiempo y salgan nuevas actualizaciones, notaremos más y más el lag.

Te puede interesar2 razones por las que los fabricantes Android no ralentizan los móviles (como hace Apple)

Por otro lado, la batería seguirá reduciendo su autonomía con el paso del tiempo como sucede con cualquier otro dispositivo electrónico y tarde o temprano tendremos que ir con el cargador o la power bank a todos lados. No obstante, siempre podremos sustituirla. Eso sí, más allá de 2018 los precios volverán a ser los de siempre: 89 euros.

Maximizar el rendimiento del chip a costa de la vida de la batería

Conforme usamos nuestro iPhone y agotando ciclos de carga, la batería pierde capacidad y como hemos explicado antes, habrá momentos de sobrecarga de procesos en los que no podrá abastecer energéticamente al iPhone. En ese instante, nuestro iPhone se apagará. Puede pasar de vez en cuando, pero si somos usuarios intensivos y usamos varias apps a la vez, podría darse con cierta frecuencia.

Afortunadamente disfrutamos de toda la velocidad de nuestro chip, una auténtica bestia cuando salió al mercado y un gran rendimiento durante varios años. Al fin y al cabo, Apple optimiza al máximo sus componentes y los benchmarks así lo evidencian.

Te puede interesarCómo agilizar un iPhone que va desesperadamente lento

Pero el reloj juega en nuestra contra: hagas lo que hagas, tu teléfono se hace lento con el paso del tiempo. Las actualizaciones futuras, el uso diario y el deterioro de los componentes provoca que tu móvil se vaya quedando obsoleto. Y es que si por ejemplo tienes un iPhone 6 que va genial pero que no fue diseñado para ARKit, lo notarás cuando emplees una app de Realidad Aumentada.

Por supuesto, conforme el chip y los componentes de hardware vayan quedándose anticuados, se irán colapsando más, algo que unido a una batería muy exigida producirá todavía más apagones. Y no solo eso: no podemos obviar que un apagón súbito no es bueno para los componentes, por lo que el riesgo de avería aumentará.

Como hemos dicho antes, siempre podrás sustituir la batería por 89 euros, pero no frenará el deterioro ni la obsolescencia.

Te puede interesarQué hacer si tu iPhone es demasiado viejo para el programa de sustitución de baterías

Conclusión

La conclusión es que no hay conclusiones. O sí: que hemos perdido la carrera del tiempo y que tarde o temprano tendremos que acudir a la tienda a por otro móvil. La experiencia nos dice que un iPhone lento es desesperante, pero también lo es un iPhone que se apaga cada dos por tres.

Si Apple se decantó por salvaguardar la batería reduciendo el rendimiento, me inclino a pensar que es porque considera que es la mejor solución desde el punto de vista de la experiencia de usuario y la protección de la integridad del iPhone. Pero desde iOS 11.3, tú decidirás.