Yo no sé a los demás, pero a los chinos les gustan...

Yo no sé a los demás, pero a los chinos les gustan grandes (las pantallas)

Previsiones para este 2018 al dictado de China.

Compartir

El lanzamiento del iPhone X supuso uno de los hitos tecnológicos del año 2017. Era la primera vez que Apple desarrollaba un dispositivo con pantalla OLED y con un sistema de identificación biométrico, el Face ID, para desbloquear el aparato o pagar.

El prestigioso analista de KGI Securities Ming-Chi Kuo ha realizado la siguiente declaración: “Revisamos los envíos del primer y segundo trimestre de este 2018 para el iPhone X a 18 millones de unidades y 13 millones de unidades, respectivamente, por debajo del consenso del mercado de 20-30 millones y 15-20 millones de unidades“.

Te puede interesar | iPhone X vs iPhone 8 Plus: diferencias y cuál comprar

¿Qué es lo que viene a decir? Porque cada vez que habla, sus palabras suenan como sentencias. Pues que cada vez, la gente espera más meses para cambiar de dispositivo y que ello ha provocado que en China, que ha sido un éxito indudable de ventas, no haya tenido tanta demanda como la que se esperaba.

Además de eso, el iPhone X no es el teléfono ideal para gran parte de las aplicaciones que más éxito tienen en el país asiático, y no están en gran parte adaptadas para él. Y es que en China gustan las pantallas grandes de los modelos Plus, y teniendo incluso el iPhone X un tamaño de 5,8 pulgadas, se tiene la sensación de pantalla desaprovechada.

Te puede interesar | iPhone X Plus: así sería el smartphone más gigantesco de Apple

Y todo esto tiene una lectura para el analista, lo que se demande en China dictará la política de Apple a la hora de sacar sus próximos iPhone, que en 2018 deberían de ser 3 diferentes. Tendremos modelos OLED de 6,5 y 5,8 pulgadas y uno de tamaño intermedio con pantalla LCD de 6,1 pulgadas. Y esto es lo que hará que consigan venderse hasta un 10 por ciento más de teléfonos en China, un mercado a los que todos miran.

Vía | macrumors