4 razones por las que iOS 11 es el sistema operativo menos...

4 razones por las que iOS 11 es el sistema operativo menos instalado, ¿va iOS pareciéndose más a Android?

Compartir

Durante los días pasados nos hacíamos eco de una noticia mucho más importante de lo que pueda parecer: a estas alturas, 2 de cada 3 dispositivos iOS cuentan con iOS 11 instalado. Este número, que podría parecernos alto sobre todo si lo comparamos con la fragmentación de Android, es el más bajo que se recuerde pasados cuatro meses desde su lanzamiento en la keynote de septiembre.

Y es que te pueden gustar más o menos los iPhone como teléfonos desde un punto de vista externo, pero el verdadero elemento diferencial es iOS y su homogeneidad. Está claro que el ecosistema móvil iOS es mucho más pequeño que la vasta inmensidad de Android, con todas sus gamas y fabricantes. Así, es normal que en general la suite de la manzana mordida sea un ejemplo de estabilidad, diseño, seguridad y fluidez; al fin y al cabo es la misma empresa la que desarrolla el software y diseña el hardware.

En Android es otra historia: solo el 0,7% de sus móviles cuenta con Oreo y si juntamos Oreo, Marshmallow y Lollipop ni siquiera alcanza un 56% de todos los dispositivos Android. Como hemos dicho antes, se trata de un ecosistema muy diferente repleto de capas, personalizaciones y dispositivos que integran componentes de lo más diverso. Está claro que el iOS de Apple se encuentra años luz, pero la tendencia es clara: cada vez nos lanzamos menos a instalar las actualizaciones, optando por versiones anteriores. ¿Casualidad o hay algo detrás?

¿Por qué actualizamos menos que nunca?

¿Es iOS 11 el SO con más bugs que se recuerde?

No, Apple y sus dispositivos distan mucho de ser perfectos, pero quizás con iOS 11 se han llevado la palma. Incluso uno de sus directivos aseguró que estaban pasando por una mala racha en este sentido. No obstante, iOS 11 sigue siendo un software magnífico, pero la lista de bugs que atesora es larga y cada vez somos más conscientes de ello gracias al boca a boca y las redes sociales.

No obstante, errar es de humanos y lo hemos visto en absolutamente todos los SO. La solución suele ser bastante simple: una nueva actualización que Apple lanza más pronto que tarde y que lo solventa todo.

Batterygate: una mala coyuntura

En el punto anterior hablábamos del boca a boca y hay que reconocerlo: le está haciendo daño a Apple. Es cierto que se están enfrentando a demandas millonarias, que han pedido perdón y ofrecido información, que incluso han iniciado un programa de sustitución de baterías y que próximamente – se prevé que sea en iOS 11.3 – se implantará una función que nos permita elegir entre salvaguardar la vida de nuestra batería o exprimir nuestro procesador al máximo.

Pero el daño ya está hecho con el batterygate: ha quedado en la conciencia popular la creencia de que actualizar es sinónimo de que tu iPhone irá más lento. Así que haga lo que haga a nivel software en el futuro, Apple debe y tiene que mejorar su estrategia de comunicación con los usuarios.

Te puede interesar | Qué prefieres para tu iPhone: ¿Más rendimiento o más batería?

Un sistema operativo maduro

Qué tiempos aquellos en los que el jailbreak nos proporcionaba tweaks, apps y funciones que solo podíamos desear en el iPhone. De hecho, algunas como la gestión del volumen siguen en el debe de Apple. Pero iOS ha ido evolucionando y muchos usuarios ya no encuentran sentido a someter sus dispositivos a esos procedimientos no oficiales: iOS cada vez permite más personalización dentro de lo que cabe y además adopta mucha de esas funciones, como la de grabar pantalla.

Y es que puede que nos hayamos acostumbrado, pero iOS tiene mucho que ofrecernos: decenas de gestos y atajos, la nube, multitarea, centro de control, más apps nativas… Tanto es así, que muchos simplemente se conforman con lo que tienen ya. ¿Para qué más si ya estoy satisfecho? Además tampoco olvidan que Apple introduce apps nativas con calzador que quizás no necesites.

Los dispositivos de 16GB pasan factura

Como hemos dicho antes, actualizar suele conllevar nuevas funciones y aplicaciones que en general son acogidas con buen agrado, a no ser que cuentes con un dispositivo de 16GB. Apple tuvo la nefasta idea de seguir fabricándolos hasta el iPhone 6s, con lo cual muchos usuarios andan racaneando espacio. ¿Acaso necesito la app Watch si no tengo un Apple Watch?

No tener espacio es incómodo, pero además resta fluidez al teléfono. Por ello directamente han decidido quedarse en iOS 10.

¿Qué sistema operativo tienes instalado en tu iPhone o iPad? Si has instalado a iOS 11, ¿te arrepientes o estás contento?