Una lente, 3 GB de RAM y carcasa de metal: así sería...

Una lente, 3 GB de RAM y carcasa de metal: así sería el iPhone XL

Nos vamos enterando de cosas sobre los iPhone de 2018.

Compartir

Tiembla Roma, ha hablado el analista con diagnósticos más acertados. No podía ser otro que Ming-Chi Kuo, que cada vez que abre la boca acapara, y con razón, toda la atención. Ya lleva algunos días dando orientaciones sobre lo que viene, sobre el iPhone X y su producción, y ahora vuelve a hacerlo sobre el iPhone de 2018.

En esta ocasión ha dado más detalles sobre el modelo intermedio, el de 6,1 pulgadas. Os recordamos que Apple prepara tres modelos en tamaños diferentes, con 5,8, otro con 6,1 y el iPhone XL Plus de 6,5 pulgadas.

Te puede interesar | ¡Chips de solo 3 nm en el iPhone del futuro!

Este dispositivo será bastante parecido al iPhone X, incluyendo el Face ID, pero con algunos cambios en el diseño para lograr un precio más ajustado. En España parte de una base de 1159 euros, tema que ha sido muy criticado.

Para lograrlo tendría una pantalla LCD, como venimos contando hace tiempo, aunque ahora Kuo adelanta que el dispositivo tendrá un marco de aluminio, una cámara trasera con un solo objetivo y, atención, sin 3D Touch.

Te puede interesar | iPhone XS y iPhone XL, el concepto que podría llegar en 2018

Hay cambios también que no afectarían al exterior, como la placa base, lugar clave donde se apilan gran parte de los elementos del dispositivo. No tendría la configuración que posee el iPhone X ni la batería doble en forma de L tan propia del modelo de 2017, siendo la pila que alimenta al sistema de diseño parecido a la del iPhone 8 y iPhone 8 Plus.

Aunque es pronto para ello, el precio andaría entre los 700 u 800 dólares, y se anunciaría en septiembre para que estuviera disponible en octubre, junto con sus hermanos de hornada. Y la apuesta parece ser fuerte, porque Apple piensa que podría tener una cuota de venta del 50 por ciento con respecto a los modelos que aparezcan junto a él.

Vía | macrumors