6 consejos para usar Apple Watch mientras nadas

6 consejos para usar Apple Watch mientras nadas

Compartir

Apple Watch Series 2 sumergidos en el agua

Una de las grandes novedades que llegó con la segunda versión del Apple Watch, y que se echó mucho de menos con el modelo original, es la resistencia al agua. A pesar de que era algo que muchos consideraban imprescindible, Apple no fue capaz de preparar un modelo con esa funcionalidad hasta pasado un año desde el lanzamiento del primero. Y cuando llegó, lo hizo a lo grande, con funciones pensadas para los nadadores tanto casuales como competitivos. Hoy, os damos unos consejos para aprovecharlo al máximo.

Prepara tu reloj antes de entrar, no en el agua

En primer lugar, debéis activar el modo de entrenamiento del reloj fuera del agua. Esto es más una cuestión de comodidad, ya que la pantalla táctil deja de responder correctamente en cuanto entra en la piscina, por lo que os será más fácil configurarlo fuera. Además, procurad averigüar antes la longitud de la piscina, aunque tengáis que preguntárselo al personal de la misma, ya que influirá en la medición de la actividad.

Te puede interesar | Cómo añadir actividades a la app Entreno del Apple Watch

Recuerda cómo funciona el seguimiento, y nada teniéndolo en cuenta

A veces se nos olvida, y nos pensamos que el Apple Watch detecta la actividad que realizamos mágicamente, pero hay que tener siempre en cuenta que el reloj seguirá la actividad según el movimiento que hagas con el brazo que lo tiene colocado. Esto significa que, si intentas realizar ciertos ejercicios de piernas, o que usan solo uno de los dos brazos, el reloj no hará correctamente el seguimiento, por lo que recordarlo a la hora de planear vuestros ejercicios.

Activar al tocar es realmente útil para evitar malabarismos

Nadie quiere estar perdiendo tiempo en cada descanso para comprobar si el reloj está funcionando correctamente, por ese motivo, es recomendable que utilices esta función, que sigue activa a pesar de que estés en el modo de agua del Apple Watch, que bloquea la pantalla.

Te puede interesar | Cómo maximizar la vida de la batería de tu Apple Watch

Detén tus entrenamientos sin tocar la pantalla

Como bien sabrás, es posible detener manualmente los entrenamientos temporalmente para retomarlos más tarde, quizá después de un descanso, sin embargo, pocos saben que no es necesario acceder a través de la pantalla. Para pausar el entrenamiento puedes usar la combinación de corona digital y botón lateral. Sin embargo, el reloj tratará de detectar automáticamente todos los descansos que hagas, asi que no te preocupes demasiado por usar esta función.

Procura mantener bien atado tu reloj

Además de por la simple razón de que estás en el agua y que tu reloj podría acabar en el fondo del vaso, deberías tratar de ajustar correctamente tu reloj para que el sensor de ritmo cardíaco funcione como debe. De otra forma, quedarán aún más huecos de los normales en el registro de tu frecuencia cardíaca.

Te puede interesar | Cómo lograr que Apple Watch monitorice bien tu ritmo cardiaco

Haz uso de apps de terceros para mejorar tu experiencia

Aunque la aplicación de Entreno del Apple Watch es bastante buena, y no deberiamos tener ningún problema en el día a día usando esta únicamente, lo cierto es que existen varias opciones que nos permiten acceder a aún más información de la que nos ofrece el reloj por defecto. Una de ellas es Speedo ON, que registrará todos los entrenamientos por medio de HealthKit, y nos permitirá ver estadísticas avanzadas como el SWOLF.

Y tú, ¿has probado a nadar con tu Apple Watch puesto?