Cómo descargar apps de forma segura en tu iPhone

Cómo descargar apps de forma segura en tu iPhone

Compartir

Una de las claves por la que el entorno iOS es mucho más seguro que Android es la App Store, sin embargo los usuarios de iPhone y iPad no estamos 100% seguros. Y es que siempre hay amenazas que ponen en jaque la seguridad y privacidad de nuestro dispositivo.

A veces no nos damos cuenta de la ingente cantidad de información personal que tenemos almacenada en nuestro teléfono: nombre y apellidos, fotos personales, direcciones, cuentas bancarias, contraseñas, contactos de familiares y amigos, nuestras rutas… incluso nuestra ideología. Todo cabe en ese pequeño dispositivo y es susceptible de ser robada.

A continuación, queremos darte una serie de consejos para evitar disgustos en un entorno en el que cada vez más podemos encontrar tácticas de ingeniería social y software malicioso para intentar minimizar ese riesgo.

Te puede interesar14 medidas de seguridad fundamentales para cualquier iPhone

Descarga siempre de la App Store

Puede parecer una obviedad, pero no lo es. Apple vela por nuestra seguridad con duros filtros para evitar la entrada de apps potencialmente peligrosas, que vulneran la propiedad intelectual o que son engañosas… y aún así, de vez en cuando se les escapa alguna.

Sin embargo, en internet no hay ningún tipo de criba. Desconfía especialmente de aquellas que prometen descargar apps de pago o con funciones premium de forma gratuita y que no están en la App Store. En general, son un gancho para que no puedas resistirte y la instales en tu dispositivo.

Y si no tienes un dispositivo iOS, lo mismo: descarga siempre de la Play Store o de Amazon.

Te puede interesarAsí es Signal, la app de mensajería más segura que usan los políticos

Lee su descripción antes de descargar: desarrollador, comentarios y estrellas

Cuando buscamos una app concreta, normalmente solemos dar con un listado de apps relacionadas o que parecen similares. Es importante que leas con atención antes de descargar y busques la del desarrollador oficial, porque es la única que asegura que estás bajando la app que buscas.

Lo mismo podemos decir del número de descargas: cuanto más descargada haya sido, suele significar que es una app contrastada. No es un método infalible, si bien han podido picar 2 millones de personas, pero sí que te aseguras de que si hay algún problema, cualquiera de ellas dé la señal de alarma rápidamente.

Asímismo, si hay fallos, es probable que los desarrolladores intenten solventarlo porque su app es rentable y cuenta con una base de usuarios que reclamarán.

Así que antes de descargar, mejor echar un vistazo también en los comentarios y valoración de los usuarios para cerciorarnos de que es la app que buscamos y que satisface a sus usuarios.

Te puede interesarSi tienes problemas con la App Store de tu iPhone, ¡prueba este truco!

Lee los permisos cuando instalas

Aunque siempre podrás modificarlos en los Ajustes, el mejor momento para configurarlos adecuadamente es durante la instalación. Tenemos la mala costumbre de decir que “sí” a todo para instalarla cuanto antes.

Entre los permisos que una app te puede pedir se encuentran: Calendario, Contactos, Cámara, Datos de llamada Historial de navegación y Marcadores, Micrófono, SMS, Sensores corporales, teléfono o Ubicación.

Lee bien todo lo que te pide (sin dejarte letra pequeña) y valora si merece la pena. Y es que sí que tiene sentido que una app como WhatsApp te pida acceso a tus contactos o fotos – para poder intercambiar mensajes con ellos -, pero quizás que lo haga un juego no tiene sentido.

Entre las opciones que pueden ofrecerte está la de acceder a ellos siempre o solo cuando se usa la aplicación, algo que es lógico por ejemplo en una app que mide tus pasos durante el día que habría que valorar con una red social.

VíaOCU