Tu iPhone hace fotos tan deliciosas que podrías comértelas

Tu iPhone hace fotos tan deliciosas que podrías comértelas

¡Cómeme!

Compartir

De un tiempo a esta parte, quizás desde el desarrollo de las cámaras de fotos de los dispositivos móviles, nos hemos acostumbrado a ver instantáneas de cosas apetecibles. Vas a un restaurante y, sorprendido por la presentación de una ensalada, decides sacar una foto y colgarla en tus redes sociales.

O quizás eres algo cocinillas, tienes alma de Dabiz Muñoz y posees un blog de cocina. Tu equipamiento para fotografiar es tu iPhone y poco más. Hoy vamos a darte unas orientaciones para que tus fotos de platos y recetas sean algo más que eso, más que fotos. Queremos que digan algo, que sorprendan y que digan ¡qué rico!

Y antes de empezar con los consejos, decir que estos son fruto de la experiencia como fotógrafo móvil aficionado, y resultado de hacer muchas instantáneas. No hay recetas milagrosas, solo simples orientaciones que deberás de adaptar a tu forma de entender la fotografía. Como mero curioso que soy, es el fruto de hacer muchas pruebas y los resultados no son profesionales en absoluto, pero sí agradables. Así que vamos con ellos, puedes captar alguna idea interesante.

Te puede interesar | Los mejores accesorios de fotografía para tu iPhone

Lo que quiero decir

Lo que vas a fotografiar tiene como objeto comunicar. Si el plato no dice mucho, el resultado final comunicará poco y será una foto más. Vas a un restaurante y fotografías porque hay algo que ha captado tu atención, hay un detalle que quieres resaltar. Quizás lo interesante no esté en el conjunto, sino en un detalle. Esa hoja de menta del batido, la escarcha de un helado… Adéntrate en el modo macro de algunas aplicaciones, como Camara +.

Que se haga la luz

Siempre, y en la medida de lo posible, debemos de evitar usar el flash. Nada como La Luz natural, así que búscala para que dé a tu plato todo aquello que necesitas. Trata de que no incida de manera directa, quizás los visillos de la cocina te puedan ayudar a conseguir un ambiente adecuado.

Lo que te puede ayudar

Sin hacer una inversión muy grande, es recomendable que para tus fotos te hagas con un pequeño trípode, ya no solo para este tipo de fotos, sino para cualquiera. Los tienes insultantemente baratos y su resultado es siempre bueno.

Trípode para iPhone

Elige un buen ángulo

Normalmente no suelen dar buen resultado las fotos cenitales, es decir, desde arriba. Simplemente anulan la sensación de profundidad y hace que las fotos se vean demasiado planas. Prueba con diferentes posiciones, los resultados pueden sorprender.

Prueba, prueba y prueba

A fotografiar se aprende fotografiando, así que lo interesante es seguir a gente que hace cosas interesantes en este campo. Robar ideas siempre es positivo y sin lugar a dudas ayuda a mejorar nuestra técnica.

¿Modo retrato? ¡Por qué no!

Si posees un iPhone que sea o el iPhone 7 Plus, o el iPhone 8 Plus o el iPhone X, no olvides que el modo retrato no solamente sirve para fotografiar personas, también objetos. Puede que tu ensaladilla luzca mejor así.

Rodéate de buenas aplicaciones

No solo se trata de hacer la foto, sino de luego aplicar una buena edición o procesado. Los filtros son tu gran aliado, y aquí siempre hay una máxima: menos es más. No mezcles demasiados de ellos, si aplicas alguno que no te dice uno, prueba con otro y si esa foto sigue sin “hablarte”, edita el filtro en sí, añadiendo o quitando parámetros del mismo. Prueba con los de Instagram, son sencillos pero efectivos.

Los detallitos

Tu creación se verá realzada con algún pequeño detalle, en la vajilla en la que emplates, en esa cereza que acompaña y que da el contraste de color, en la combinación de la servilleta , en fin, tantas cosas que tu imaginación no tendrá límites. Elige bien, aunque ese detalle no desvíes el foco de lo que quieres expresar.

A modo de conclusión

Como habrás podido comprobar estos pequeños consejos son de bastante sentido común y vuelvo a repetir, el secreto es ir haciendo pruebas y más pruebas hasta que sientas que esa foto que acabas de hacer merece la pena, que expresa bastante y que es plásticamente agradable. Lo demás lo dejamos para los profesionales, que son el espejo en el cual debemos mirarnos.

Te puede interesar | Google lanza dos apps de fotografía brutales para iPhone

Vía | iTunes