El empleado que filtró el código fuente de iOS quería acelerar el...

El empleado que filtró el código fuente de iOS quería acelerar el Jailbreak de iOS 11

Compartir

Hace unos días Apple tuvo que salir a la palestra para explicar que la filtración del código fuente de iOS 9 no afectaba a la seguridad de sus dispositivos gracias a numerosas capas implementadas sobre el hardware y software.

No obstante y a pesar de que en teoría no es una amenaza, requirió su retirada de internet. Y es que aunque iOS 9 tiene más de dos años de antigüedad, hay implicaciones de seguridad que no podían seguir a la vista de cualquiera. En teoría en juego estaban cosas tan serias la vulnerabilidad de iPhone y iPad, los ataques por parte de hackers y el jailbreak.

Pues bien, parece ser que el empleado que reveló la filtración más grande de la historia de Apple lo hizo porque la comunidad que trabaja para lograr el Jailbreak le animó a hacerlo.

Según las investigaciones de Motherboard, este empleado filtró el código en 2016 a 5 personas. No es que fuera un trabajador desencantado con su empresa, simplemente quería pasárselo a amigos que estaban interesados en la seguridad de iOS para el jailbreak de iOS 11.

Te puede interesar | Qué es iBoot y cómo te afecta su filtración como usuario de iPhone

Objetivo Jailbreak

El plan inicial era que esta filtración quedase entre los amigos, pero ya sabes como es esto, a veces simplemente se te va de las manos y alguien se lo pasa a otra persona de fuera del círculo y ya no puedes frenar su distribución.

Uno de sus amigos lo explica:

Estaba bastante paranoico sobre quién lo había filtrado. Tener el código fuente y no estar dentro de Apple es raro.

Otro amigo habla sobre el disgusto:

Personalmente nunca quise que el código viera La Luz del día porque representaría problemas legales. Pero la comunidad en torno a Apple está llena de personas curiosas y adolescentes ávidos por aprender. Sabía que si llegaba a alguno de ellos, lo subirían a internet.

Obviamente, tenían miedo a las consecuencias, no solo legales, sino de la estabilidad del ecosistema iOS:

Es un arma. Puede que sea bueno que este código se haya filtrado para ciertos propósitos, pero cuando viola la seguridad personal de alguien no lo es tanto.

Y tanto que sí. Menos mal que la filtración se hizo pública un año después, cuando alguien se fue de la lengua y pasó el código. Podría haber sido mucho peor en 2016.

Según Motherboard, Apple sabía de la filtración mucho tiempo antes de que se subiera a Github. El empleado que realizó la filtración ha firmado un acuerdo de confidencialidad, negándose a hablar del asunto. Bastante ha soltado ya.