¿Se pierde calidad de audio con los AirPods por ser inalámbricos?

¿Se pierde calidad de audio con los AirPods por ser inalámbricos?

¿Tienen razón aquellos que huyen de los AirPods haciendo alusión a su "pobre calidad de sonido" debido a usar la tecnología Bluetooth?

Compartir

Si hay algo que muchos de nosotros echamos en falta al comprar los nuevos terminales que salen al mercado, es el jack. Parece que la cruzada contra el puerto de 3,5″ se ha convertido en algo generalizado tras que Apple mostrase el camino al resto de compañías, pese a que algunas empresas todavía ofrezcen soluciones en forma de adaptador para poder seguir usando nuestros viejos auriculares.

Lo cierto es que muchos detractores de escuchar música por Bluetooth en general y de los AirPods en particular utilizan excusas sin demasiado fundamento, como lo fácil que es perderlos aunque tenga fácil solución. Si bien es cierto que casi todo lo que nos digan puede ser tranquilamente rebatido, hay un argumento muy usado al que generalmente no sabemos cómo responder: la música se escucha peor. El fundamento en el que basan esta teoría es simple, y es que según dicen, la compresión necesaria para que los datos se envíen por este sistema hace que el sonido pierda calidad.

¿Es esto cierto? La verdad es que no siempre es necesario que se realice esta compresión. Para entender mejor este concepto será necesario que hablemos de códecs.

Te puede interesar | Comparativa AirPods vs BeatsX de Apple, ¿Cuál comprar?

¿Qué influencia tienen los códecs en la calidad?

El Bluetooth no nació para ser un sistema por el cual enviar canciones a nuestros auriculares favoritos desde nuestro móvil aunque esa sea una de las finalidades actuales más importantes, pero lo cierto es que esta es una tendencia relativamente nueva, por lo que el ancho de banda que soporta es realmente pequeño. Esto quiere decir que si bien no encontraremos problemas en que se comprima una llamada telefónica, sí experimentaremos pérdidas de calidad en caso de que se comprima el audio que queremos escuchar.

Pero esto no tiene que ser así siempre. En el caso de que tanto el móvil y los cascos compartan códec, la música no tiene que verse alterada ni comprimida.

Para entender esto de los códecs, debemos partir de la base de que todo dispositivo Bluetooth debe ser compatible con el códec SBC. Además de este, también puede ser compatible con otro tipo de códecs como el MP2 o MP3, el AAC o ATRAX, entre otros. Huelga decir que los AirPods soportan un buen número de códecs de audio, incluyendo algunos de alta fidelidad.

En resumidas cuentas, si estás enviando un formato de audio desde tu teléfono móvil y tu dispositivo bluetooth reconoce dicho códec, no se aplicará compresión alguna a tu música.

Te puede interesar | Este 2018 tienes que comprarte unos AirPods

¿Entonces no hay problema?

Esto aplica siempre y cuando estemos hablando de música que venga desde la biblioteca de nuestro iPhone, y es que no necesariamente estas mismas reglas se aplican en la música por streaming. Si bien es cierto que lo normal sea que realmente sí compartan códec, páginas como Spotify emplean Ogg Orvis, por lo que es posible que aquí sí baje la calidad, siempre dependiendo del dispositivo bluetooth debido al diferente formato.

Antes de desesperar e ir a contárselo a todos tus amigos, a menos que seas un auténtico audiófilo con un sistema de sonido diseñado para emocionar al mismísimo Amar Bose no notarás la diferencia, por lo que puedes respirar tranquilo. ¿Conclusión? Puedes comprar tus AirPods sin miedo, que no vas a perder calidad de sonido en la enormemente mayor parte de los casos. Y aunque así fuera, no vas a notarlo demasiado.

Vía | Andro4All

Compartir
Artículo anteriorFotografía en iPhone para dummies (I): los megapíxeles
Artículo siguienteCelebra el año nuevo chino con Apple
Frikazo que convive entre gasolina y ordenadores: si tiene motor y ruedas probablemente me guste. Si tiene microchips probablemente me guste. Si se puede leer y no lleva las siglas de E.L. James en la portada, seguramente también me guste.