Lo mejor (y peor) del HomePod

Lo mejor (y peor) del HomePod

Analizamos los puntos fuertes y las debilidades del HomePod frente a su competencia.

Compartir

Después de algún tiempo, podemos decir que el HomePod está con nosotros, o al menos en ciertas partes del mundo. Si bien se prevé que llegue a España en unos meses por un precio aproximado de 400 euros, en lugares como Reino Unido, Estados Unidos o Australia ya está disponible por 349 USD.

El último gadget salido de Cupertino ha aterrizado en las tiendas de electrónica ofreciendo un diseño elegante y minimalista, una calidad de audio estupenda y una sincronización perfecta con nuestros dispositivos de la manzana. ¿Quieres saber más sobre él?

Está claro que este pequeño altavoz ha nacido para satisfacer las necesidades de todos aquellos que buscan no salir del ecosistema de Apple, con todo lo que esto conlleva. ¿Ventajas? Por supuesto, tiene muchas. Pero no es oro todo lo que reluce, y también cuenta con algunas desventajas que pasaremos a explicar con mayor detalle a lo largo del artículo.

Si de por sí la música por Bluetooth cuenta con un buen puñado de detractores (los mismos que comentan que los AirPods tienen un sonido deficiente)imaginad si hablamos de un sistema de sonido que no sólo no cuenta con cables, sino que además está concebido para utilizarlo por casa y pensado en exclusiva para los usuarios de AirPlay, restringiendo la conectividad Bluetooth 5.0 que posee el HomePod, algo realmente molesto.

Aunque ya nos estamos adelantando, así que voy a ceñirme a lo que vamos: lo mejor y lo peor que tiene el HomePod.

Te puede interesar | 10 cosas que no sabías sobre el HomePod

Lo mejor del HomePod

Comenzaremos por las ventajas que nos ofrece el HomePod, que si eres un usuario de Apple, no son pocas:

Diseño

Tanto su color como su forma son perfectamente sobrias y elegantes. Pasa desapercibido, sobre todo si como comentábamos antes, tienes un entorno típico de Mac. Dificilmente encontrarás un altavoz que encaje mejor en una oficina u otro lugar de trabajo que este. Por otra parte, es algo lógico, teniendo en cuenta que lo ha diseñado Apple…

Calidades en materiales y construcción

Es un hecho, el HomePod está bien construido. No existen holguras en su estructura o partes donde pongas el ojo y digas “meh”. Toques donde lo toques apreciarás calidad, inclusive en el cable que viene recubierto para dotar a este de una mayor resistencia. Naturalmente nadie sabe con certeza qué ocurrirá con el paso del tiempo, pero tiene todos los números para que este siga manteniéndose en un muy buen estado incluso pasando mucho meses e incluso años. Cuidado, eso sí. Arreglarlo no es barato en absoluto.

Calidad de sonido

El HomePod suena muchísimo mejor de lo que una persona normalmente esperaría para un altavoz que literalmente, le cabe en la palma de la mano. Gracias a sus altavoces de graves de alta ecursión y percepción especial avanzada conseguimos tener una experiencia sonido de alta calidad en un dispositivo que, recordemos, no llega a medir 18 centímetros de alto. Aun y así, hay quien dice que su competencia suena mejor.

Su software está diseñado por apple, y está pensado para realizar un modelado de audio en tiempo real, con la tecnología beam-forming y cancelación de eco. Esto sólo es una muestra de lo que hace nuestro pequeño, gracias al chip A8 de Apple que equipa.

Calibración automática

Puede parecer una tontería, pero a los audiófilos les va a encantar. Al igual que buscamos un equipo de sonido para casa que sea capaz de ofrecernos una experiencia gratificante cuando escuchamos música independientemente de que utilicemos auriculares de diadema o “in ear” gracias a la cancelación de sonido y a tecnologías que nos ofrecen sonidos cada vez más envolventes, el HomePod cuenta con un acelerómetro que junto con sus micrófonos, le indica que le hemos movido, por lo que en base al tipo de habitación en la que se encuentra, éste modifica sus parámetros para ofrecernos siempre la mejor experiencia de sonido posible.

Facilidad de uso

Es un hecho: HomePod es una herramienta muy sencilla de usar. Los que seais usuarios de AirPods conoceréis las ventajas que estos tienen, y es que la configuración mediante AirDrop es sencillamente sencillísima. bastará con seguir sus indicaciones y estará perfectamente sincronizado con nuestro dispositivo Apple.

Perfecto en un entorno Apple

Si tu casa parece un santuario a la manzana y utilizas los servicios que los de Cupertino te ofrecen para facilitar tu vida, no tendrás problemas con HomePod, al menos en cuestión de compatibilidades. Ha sido pensado para satisfacer las necesidades que puedan tener los usuarios de su marca, y eso se nota.

Te puede interesar | HomePod Low cost, iPhone 8 rojo, iPhone SE 2, …podrían llegar en 2018

Lo peor del HomePod

Oro parece, plátano es. Como es evidente, hay cosas que no podemos dejar de tener en cuenta a la hora de valorar el HomePod, y en ciertos aspectos este podría salir mejor parado, sobre todo teniendo en cuenta que seguramente, son cosas que se implementarán en futuras actualizaciones.

Sincronización estéreo incompatible

Si alguien decide que va a comprar más de un HomePod para su oficina o su casa ya puede ir pensando en enviar música desde un iPad y desde un iPhone a los distintos altavoces, puesto a que lo que está claro que lo que no va a hacer es conectarlos para que suenen en estéreo. Al menos, no de momento.

Si bien encontramos la opción de emparejarlo en nuestro sistema, nos dice que requerimos de una actualización para enlazarlos. ¿Por qué no sacarlo con esta opción ya disponible?

Nula compatibilidad más allá del entorno Apple

Ni USB-C, ni ranuras de ningún tipo… Apple se mantiene fiel en su política de 0 conectores externos. Eso sí, sería un auténtico placer poder utilizarlo con algo más allá de nuestra propia biblioteca de iTunes o de opciones como Apple Music. Eso de no tener soporte para Spotify le dolerá a más de uno, seguro…

Sólo reconoce una voz

Parece que el HomePod ha sido pensado para aquellos que viven solos, o al menos para aquellos que escuchan música solos. Si bien es cierto que Siri funciona (y que de hecho, puede ser usada para activar la domótica del hogar entre otros), sólo es capaz de reconocer una voz. Para todo lo demás, nos quedará hacerlo manualmente.

Falta de soporte para AirPlay 2

Si tienes más de un HomePod en casa no sólo no vas a poder utilizarlos de forma estéreo, además tampoco vas a poder tenerlos funcionando a la vez desde el mismo dispositivo, algo que debería ser posible gracias a AirPlay 2. Se supone que esto también debería estar arreglado en próximas actualizaciones, pero… ¿Por qué no tenerlo listo desde un principio?

Te puede interesar | 5 razones para no comprar el HomePod

Entonces… ¿Vale la pena?

Una vez sabemos todo esto, la decisión queda en nuestras manos. Es evidente que será sencillísimo conseguir una estupenda sincronización entre todos nuestros dispositivos -más con el paso del tiempo y futuras actualizaciones- pero está claro que sus desventajas tienden a desmerecer un producto que podría haber salido prácticamente redondo a Apple con, quizás, un poco más de previsión. ¿Éxito o fracaso? Lo sabremos más pronto que tarde.