Por qué Apple no va al MWC 2018 de Barcelona

Por qué Apple no va al MWC 2018 de Barcelona

¿Dónde está Apple?

Compartir

Del 26 de febrero al 1 de marzo, Barcelona será el centro neurálgico mundial de la industria móvil. El MWC 2018 ya está al caer y como en cada edición, veremos a los principales fabricantes presentar al mundo sus tope de gama.

Así, se ha confirmado que Samsung enseñará su Samsung Galaxy S9, Xiaomi hará lo propio con el Mi Mix 2s, Nokia confirmará su vuelta con el Nokia 9… pero también firmas de la talla de LG, Motorola, Huawei, Alcatel o Sony tendrán su espacio para enseñar sus cartas este 2018.

No es ningún secreto que el iPhone X causó furor este otoño y que en Android han tomado buena nota de ello para implantar su notch – amado y odiado a partes iguales – y su reconocimiento facial. Algunos mas discretos como Huawei o Xiaomi y otros directamente, flagrantes clones del flagship de la manzana mordida.

Sea como sea, habrás notado una ausencia notable y sonada: con total seguridad, Apple no estará en el MWC 2018, como tampoco lo estuvo en el CES 2018 ni en ninguna de sus respectivas ediciones anteriores. Eso sí, no significa que algunos representantes no hagan actos de aparición o que incluso se aprovechen estas citas para fraguar proyectos, como es el caso de las gafas AR de Apple, que se cocinaron en el CES 2018.

¿Cómo puede ser que la firma que logra la mitad de los ingresos generados de la industria móvil no se presente a estos eventos? Muy sencillo: porque puede permitírselo.

Te puede interesarMucho más que “Made in China”: por qué un iPhone y un Xiaomi no son iguales

Apple tiene sus propias estrategias y necesidades

Apple no necesita aprovechar estos eventos para congregar a los medios en torno a sus presentaciones, porque las invitaciones a las keynote son tan exclusivas que constituyen un reconocimiento. Del mismo modo, tampoco requiere que haya un cluster tecnológico para atraer público porque genera expectación per se.

Apple tiene su propio calendario, es vox populi y de él no se sale. Así, sabemos las fechas escogidas en junio para el WWDC 2018, donde conoceremos iOS 12 y otros gadgets y en septiembre llega el plato fuerte: la presentación de los iPhone de 2018.

Marzo es otro mes marcado en rojo en el calendario, porque en años anteriores Cupertino ya ha lanzado dispositivos como el iPhone SE, y este año se rumorea que volverá a presentar algo.

Te puede interesarTodos los rumores sobre iPhone 9 / iPhone XI: precio, especificaciones, diseño

Apple va por libre, algo que beneficia a toda la industria

No obstante, a muchos amantes de la tecnología nos encantaría ver a Apple codo con codo con la competencia y estos eventos tendrían todavía más repercusión. Pero no es así y tiene su lógica: la industria del smartphone ha adquirido un equilibrio.

De hecho, que se sepa con tanta antelación la agenda de Apple ayuda a toda la industria: Apple cierra el año con su keynote, justo a tiempo para que otros fabricantes tomen nota de una marca con una trayectoria diferenciada y reconocida por hacer las cosas bien.

Casi medio año después, en Android presentan sus invenciones con un puntito de inspiración de la marca de referencia. Este medio año es vital para la estrategia de marcas como Samsung.

Y es que por un lado tienen un margen de tiempo suficiente para que los clientes potenciales no vean el iPhone vigente como una novedad, y sorprendan por innovación. Por otro, cuando Apple lance sus flagships, ya habrán reducido sus precios y podrán jugar la baza del precio.