El Apple Watch, el nuevo archienemigo de las líneas de emergencias

El Apple Watch, el nuevo archienemigo de las líneas de emergencias

Compartir

Tanto el iPhone como el Apple Watch tienen desde hace relativamente poco una función que les permite acceder a una rutina programada de emergencia por la cual el dispositivo envía su localización a los contactos predefinidos, y realiza una llamada a los servicios de emergencia de cada país, además de bloquear el acceso al dispositivo por medio de Touch ID o Face ID, haciendo necesario el uso del código. Esta es una función que realmente puede llegar a salvar vidas, pero en este caso, molesta más que ayuda.

Y es que, para acceder al modo de emergencia desde el Apple Watch, el proceso es tan sencillo que es posible que lo activemos sin ni siquiera darnos cuenta. Tan solo tenemos que mantener pulsado el botón lateral del Dock y de encendido y automáticamente comenzará una cuenta atrás que se acompaña de una bonita sirena que puede asustar a cualquiera y hacer que se cubran ante un posible ataque nuclear inesperado. La cuestión es, que se está disparando más de la cuenta sin que la gente se de cuenta.

Sí, parece algo imposible que la gente no se percate de que está sonando una alarma de emergencia desde su reloj y de que está vibrando de forma completamente anormal, pero no hay nada que no se pueda camuflar con un buen nivel de volumen y una lista de reproducción algo ruidosa. Estas llamadas accidentales están llegando a tal punto que, cada semana, algunos de los centros de los servicios de emergencia de EEUU están recibiendo del orden de 10 llamadas desde el reloj.

Te puede interesar | El Apple Watch supera a la pulsera Fitbit por primera vez en su historia

Por supuesto, se trata de algo realmente importante que no debe pasar desapercibido, ya que cada llamada puede estar retrasando la actuación de los cuerpos de seguridad. Sin embargo, tampoco podemos decir que la solución es desactivar la llamada automática, dado que podría ser necesaria en algún momento. Lo principal es que debemos prestar atención a nuestro reloj, y evitar, en la medida de lo posible, pulsar los botones de forma accidental para no activar estas funciones.

Y vosotros, ¿habéis llegado a activar esta función sin querer?

Vía | Newsweek