Cómo el iPad Pro mató la tablet: el iPad lidera un sector...

Cómo el iPad Pro mató la tablet: el iPad lidera un sector herido de muerte

Compartir

Es un hecho: las tablets se venden cada vez menos y no es de extrañar que tuvieran una fecha de extinción cada vez más próxima acuciada por la tendencia creciente a móviles más grandes o incluso ordenadores híbridos.

Sin embargo, en esa debacle generalizada, Apple y su iPad Pro aguantan el tipo, logrando que de cada 4 tablets vendidas en el mercado, una sea la de la manzana mordida.

Como explica el último estudio de IDC publicado por Patently Apple, para que nos hagamos una idea de la caída, solo en el cuatro trimestre de 2017 se vendieron un 13,1% menos que en el año anterior, alcanzando la cifra de 10,6 millones de tablets.

Te puede interesar | Apple lanzaría 3 nuevos MacBooks y un iPad Pro en 2018

No diga tablet, diga iPad Pro

Por su parte, Apple también siente el golpe y vende un 1% menos que en 2016, una reducción más asumible que el 5,2% de Samsung. Y peores son las caídas de Amazon o Lenovo.

Un apunte importante: si no ves la Microsft Surface en la lista no es porque se haya obviado a propósito, es que el innovador gadget de los de Redmond ni siquiera ha alcanzado las 487.000 unidades de Huawei, el quinto fabricante de la lista.

Pero no son todo malas noticias. Apple vende un poquito menos, pero su cuota de mercado crece: en el último año pasa del 21,1% a superar el 24%. O sea, que si antes 1 de cada 5 tablets vendidas eran de Apple, ahora lo son 1 de cada 4.

Parece ser que la idea de Apple de profesionalizar su tablet, orientándola para el trabajo y confiriéndole características premium como una pantalla con mayor calidad y más potencia – llegando a superar al MacBook en este aspecto -, les ha salido bien.

Y es que son precisamente las tabletas low cost las que más caen: la gente ya no necesitaría una tablet poco potente para algo que puede hacer un smartphone.

Te puede interesar | iPad Pro 2018: así es la tablet que volverá a enamorarnos

Así mismo, teniendo en cuenta que Apple lanza productos cada vez más caros, en Cupertino a penas han notado el golpe en cuanto a ingresos.

Daniel Goncalves, analista senior de IDC, lo explica así:

Los beneficios siguen creciendo entre los principales fabricantes. El buen rendimiento de Apple y Samsung – las dos principales marcas en el mercado occidental – representan el 40% del volumen total, lo que refleja la preferencia de los consumidores hacia productos que ofrezcan mejores experiencias y mayor durabilidad.

Recientemente el propio Tim Cook sacó pecho por las ventas del iPad Pro, asegurando que llevaban ya tres trimestres creciendo en ingresos gracias a la fuerza del iPad Pro.