Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: ¿Cuál es mejor?

Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: ¿Cuál es mejor?

Compartir

El momento que muchos esperaban con ansias ya ha llegado. Hoy, 25 de febrero, se ha presentado en Barcelona, a las puertas del Mobile World Congress 2018, el mayor congreso de la industria de telefonía móvil del mundo, el Samsung Galaxy S9 y S9+. Dos grandes candidatos dispuestos a quitarle el trono al iPhone X en muchos de los aspectos en los que comenzó a reinar en el momento en que fue presentado junto al iPhone 8 y al iPhone 8 Plus.

Los nuevos teléfonos de Samsung, a pesar de haber sido filtrados con anterioridad, han sido capaces de mantener la expectación apostando directamente por una característica concreta, sus cámaras, que en el caso del S9+ sigue el camino del Note8 con un sensor dual. Con el lema “The Camera. Reimagined.“, el dispositivo presentado en el evento Unpacked de Samsung luchará contra otros grandes competidores que también comparten sistema operativo con él. Pero ahora, toca compararlo con el iPhone X.

Diseño continuista, pero sin entrecejos de los que lamentarse (o alegrarse)

El diseño del Samsung Galaxy S9 y S9+ sigue la estela que dejó el Galaxy S8, manteniendo la relación pantalla-marcos al mínimo, sin pasar por cambiar la forma de la misma como hace el iPhone X para integrar el sensor TrueDepth. Pero, en el caso del teléfono coreano, el cambio importante está en la parte trasera, que ha sido modificada para alojar el sensor de huellas bajo el sensor de la cámara, cumpliendo así con las peticiones de muchos de los usuarios del anterior modelo.

Te puede interesar | Adiós Gorilla Glass: las pantallas de los iPhone serán de diamante

En comparación con el iPhone X, tenemos dos diseños realmente diferentes en forma, pero similares en materiales, siendo ambos de gran calidad. El diseño del Samsung Galaxy S9, sin embargo, permite alojar diferentes alternativas de seguridad biométrica, y no solo un sistema como es el caso del iPhone X y el Face ID. Por otra parte, se trata de una cuestión de gustos la elección entre el frontal del iPhone X o el S9, siendo el del iPhone X algo más rompedor en este caso por modificar la forma de la pantalla.

Unas pantallas impecables que comparten tecnología y fabricante

En cuestión de pantallas, es complicado no darle al Samsung Galaxy S9 la victoria. Ambos paneles provienen de Samsung que, como fabricante, es el más reputado en cuestión de OLED para teléfonos móviles. El panel del Galaxy S9 y S9+ tiene una mayor resolución y, por tanto, mayor densidad de píxeles, que el teléfono de Apple, aunque habrá que ver cómo se comporta en diferentes escenarios en cuanto a brillo, especialmente, porque no queda claro si esta vez barrerá o no para casa con su S9.

Eso sí, uno de los detalles que le da cierta ventaja a Apple es el uso de Dolby Vision, que optimiza el color y el brillo de cada escena en los contenidos compatibles de forma dinámica, aunque esa gran diferencia desaparece en gran medida si lo comparamos con HDR10+. Este último no ofrece una calidad tan alta como el estándar de Dolby, pero si que se acerca bastante.

Unas cámaras que están entre lo mejor del mercado

Te puede interesar | Apple demuestra que la cámara del iPhone es la mejor con 3 vídeos

Ahora llega la mejor parte en lo que a la comparativa se refiere, ya que el Galaxy S9 presume de tener una cámara inigualable y, en lo que a hardware se refiere, podría ser cierto. El nuevo Galaxy S9 integra una cámara de 12 megapíxeles con apertura variable, que permite modificar la profundidad de campo y la luz que entra al sensor para adaptarnos a cada situación. Además, el Galaxy S9+ añade un segundo sensor que traslada las características que ya integró en su momento el Note8 como el zoom óptico x3.

El iPhone X, por otro lado, tiene también un doble sensor, aunque no es posible cambiar la apertura de este, como es el caso del S9 en sus dos versiones. Un factor añadido a su favor, sería la calibración para realidad aumentada, sin embargo, el Galaxy S9 y S9+ también está preparado para esta tecnología, de hecho, algunas de las nuevas funciones de Bixby, el asistente de Samsung, dependen de la gran calidad del sensor del teléfono coreano. Habrá que ver si en la práctica es capaz de alcanzar al iPhone.

Por último, sobre la grabación de vídeo, Samsung deja atrás a Apple con un modo de grabación Super Slow Motion, capaz de capturar imágenes a 960 fps. Se une a esta función una mejora en el modo clásico de cámara lenta, con detección automática de movimiento, que inicia el efecto cuando el movimiento comienza. Y, finalmente, tenemos a la alternativa a los Animojis del iPhone X, los AR Emojis, avatares creados con tu rostro con 18 tipos de efectos.

Los grandes exponentes de la potencia

En este apartado la cosa se pone más complicada para el teléfono de Samsung. Apple, en cuanto a potencia y optimización de la misma, no tiene rival. Es cierto que el nuevo Exynos 9810 (En su versión internacional) es un gran rival, y lo cierto es que es posible que haya superado al A11 Bionic en los benchmarks, aunque tendremos que esperar para saberlo oficialmente, sin embargo, no es solo cuestión del SoC, también del sistema operativo. Y todos sabemos de sobra que Android y la capa de Samsung siguen sin ser rivales para iOS.

Te puede interesar | El chip A11 del iPhone X es tan rápido como un MacBook Pro

El problema es, que luego nos encontramos con problemas como el batterygate, o algunos de los fallos tan diversos que ha estado sufriendo Apple estos meses, que han provocado que el rendimiento de muchos dispositivos se vea afectado. Aun así, a los teléfonos de Samsung aún les queda un poco para acercarse a los de Cupertino en lo que a este aspecto se refiere. Y nada de esto quita que el S9 funcione como un relámpago gran parte del tiempo.

En ambos casos, además, nos encontramos con una firme apuesta por la inteligencia artificial, con tecnologías como el motor neuronal del A11 Bionic, o el completo conjunto de herramientas que Bixby pone a disposición del usuario, que no serían posibles sin la potencia del nuevo Exynos. También tenemos una especial mención para las capacidades del Galaxy S9 en cuanto a la realidad virtual con Gear VR, y sus funciones de integración con periféricos externos como monitores o teclados con Samsung DeX.

Baterías que aguantan lo que les echen encima

La autonomía es, con diferencia, el apartado que más difícil es de reseñar en cuanto a que la experiencia que pueda darle a cada usuario varía en gran medida por su uso, las rutinas de carga… Pero, como suele ocurrir al comparar Apple con sus competidores, lo cierto es que el primero suele salir perdiendo. Los dos modelos presentados por Samsung no solo tienen una mayor capacidad, sino que además tienen diferentes funciones que mejorar en gran medida la gestión de la bateria.

Te puede interesar | Cómo funciona “Salud de la batería”, la nueva función de iOS 11.3 para gestionar el rendimiento de tu iPhone

Los modos de ahorro de energía de Samsung, son de gran ayuda a la hora de enfrentarse a las situaciones en las que sabes que no podrás tener acceso a un cargador y, tras haberlos probado por mi mismo en otros modelos anteriores, es algo a valorar muy positivamente. Por otro lado, Apple ha estado poniendo mucho esfuerzo en mejorar la autonomía de sus terminales, demasiado, de hecho, como se ha podido ver con el batterygate, y sus teléfonos suelen ser perfectamente capaces de aguantar más de un día funcionando normalmente.

En cuanto a otras funciones extra relacionadas con las baterías, nos encontramos con que ambos teléfonos tienen carga inalámbrica, así como carga rápida, aunque el terminal de Apple no incluye un cargador preparado para esta función de serie. Ambas características son muy de agradecer, y ayudan a que la diferencia en la capacidad de la batería sea, en muchos casos, un problema menor, ya que puedes cargarlo cómoda y rápidamente.

Precios, colores, y fecha de lanzamiento

Los precios de los dispositivos son sensiblemente menores en el caso de Samsung, que deja a la gama Note como la competidora del iPhone X. El modelo que más se acerca al teléfono de Apple es el Galaxy S9+, con un precio de 949 euros, mientras que el Galaxy S9 tiene un precio de 849 euros. En ambos casos, tienen un almacenamiento de 64 GB ampliable por microSD, y estarán disponibles en los colores lilac purple, titanium grey, midnight black y coral blue a mediados de marzo en versión Dual SIM para España.

Comprar Galaxy S9 en Amazon.es

Te puede interesar | 6 iPhone más baratos que el Samsung Galaxy S9

El iPhone X, por otra parte, tiene dos versiones en cuanto a almacenamiento, y dos colores para elegir. El modelo de 64 GB está disponible por 1159 euros, para acceder a la capacidad de 256 GB, el precio sería de 1319 euros. sin importar su almacenamiento, podréis elegir entre plata y gris espacial. Ahora depende de vosotros elegir cuál es el teléfono que más os conviene, en cualquiera de los dos casos, haréis una buena elección.

Tabla comparativa

iPhone XSamsung Galaxy S9Samsung Galaxy S9+
Dimensiones 143,64×70,9×7,7 mm
PantallaPantalla Super Retina OLED de 5,8 pulgadas (en diagonal) compatible con HDR10 y Dolby Vision Pantalla SuperAMOLED de 5,8 pulgadas compatible con HDR10Pantalla SuperAMOLED de 6,2 pulgadas
Resolución2436×1125 píxeles2960 x 1440 píxeles2960 x 1440 píxeles
ProcesadorApple A11 Bionic 4+2 núcleosExynos 9810 4+4 núcleosExynos 9810 4+4 núcleos
RAM2 GB4 GB6 GB
Sistema operativoiOS 11Android 8.0.0 OreoAndroid 8.0.0 Oreo
Almacenamiento64/256GB64 GB (ampliables por microSD)64 GB (ampliables por microSD)
CámarasCámara trasera dual de 12 Mpx con doble estabilizador óptico / Sensor TrueDepth con cámara de 7 MpxSensor trasero de 12 Mpx con apertura variable de f/1.5 y f/2.4 / Sensor frontal de 8 MPSensor trasero dual de 12 Mpx (ambos), principal con apertura variable de f/1.5 y f/2.4 / Sensor frontal de 8 MP
Batería2716 mAh3000 mAh3500 mAh
OtrosFace ID, resistencia al agua y al polvo IP67, carga inalámbrica Qi, altavoces estéreoProtección IP68, carga inalámbrica Qi, altavoces estéreo AKG, pantalla siempre activa, reconocimiento de iris, lector de huellas dactilares, Samsung Knox, Samsung DeX, Gear VR, AR Emoji, BixbyProtección IP68, carga inalámbrica Qi, altavoces estéreo AKG, pantalla siempre activa, reconocimiento de iris, lector de huellas dactilares, Samsung Knox, Samsung DeX, Gear VR, AR Emoji, Bixby
Precio de salida Desde 1159 euros 849 euros 949 euros


Y vosotros, ¿que lado elegiréis?

Fotos por: Martin Hajek