Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: La experiencia del usuario

Samsung Galaxy S9 vs iPhone X: La experiencia del usuario

El Samsung Galaxy S9 acaba de llegar. ¿Será capaz de hacer frente al iPhone X?

Compartir

Hace apenas unos días que Samsung, en el marco del MWC, nos mostró sus dos nuevos buques insignia de la familia Galaxy: el S9 y el S9+.

Pese a que ya hace meses que Apple sacó el iPhone X, es inevitable la comparación: ¿Serán capaces los coreanos de superar a uno de los teléfonos móviles más deseados? No podremos responder a esta pregunta hasta no conocer los resultados de ventas, pero sí nos podemos hacer una idea de las diferencias más sustanciales que presentan. Hagámosle un repaso:

Diseño y pantalla

Te puede interesar | Así de espectacular luce el iPhone X en versión oro

Tanto en el Galaxy S9 y S9+ las especificaciones técnicas son prácticamente idénticas salvo la pantalla, donde en el S9 encontramos una pantalla de 5,8 pulgadas y en el Plus una de 6,2. Los pesos no varían demasiado: el más pequeño de los terminales se queda en unos 163 gramos, mientras que su hermano mayor llega hasta los 189.

Por su parte, el iPhone se queda en unos 174 gramos, entre los dos terminales. Lo que sí puede resultar un factor decisivo para decantarse por un modelo u otro es su pantalla, y es que los de cupertino han hecho un terminal casi sin bordes pero con ese notch que tantos ríos de tinta ha hecho correr.

La Infinity Display de Samsung, recién coronada como la mejor pantalla en un smartphone destaca porque no tiene bordes a los lados pero sus bordes en la parte de arriba son más acentuados que los de Apple. ¿Con qué te quedas tú?

Potencia

Te puede interesar | El iPad Pro de 2018 montará el chip biónico A11X

En la versión internacional que llegará a España en poco más de un mes, los nuevos terminales equiparán el chip Exynos 9810, mientras que en su versión americana Samsung ha optado por utilizar el nuevo chip de Qualcomm, el 845. El modelo que llegará a nuestro país corre a 2’9 GHz, prometiendo una fuerza bruta y un auténtico golpe sobre la mesa en lo que a potencia en Android se refiere.

Por su parte, el chip A11 Bionic de Apple ha demostrado que, pese a que ya hace algún tiempo que salió al mercado, supera sin demasiados problemas en potencia a los coreanos, y es que no podemos olvidar que tradicionalmente los de Cupertino han sido capaces de mantener el liderazgo en potencia y rendimiento gracias a la optimización presente en iOS y el diseño a medida por parte de Apple.

Seguridad

Te puede interesar |Por qué Apple prefiere el Face ID al sensor de huellas bajo la pantalla

Apple estrenaba junto con el iPhone X el nuevo sistema de reconocimiento facial, pese a que ciertamente han habido algunos problemas con ello. Aunque este es un sistema que se seguirá puliendo por parte de los de la manzana en sucesivas actualizaciones, todavía son muchas las ocasiones donde, como poseedor de un iPhone X sigo teniendo que poner el código de seguridad.

Samsung por su parte tiene el escaneo de iris, además de un detector de huellas digital para desbloquear el terminal. Quizás no sea un sistema tan avanzado como el mapeado del contorno del rostro para identificar al dueño del iPhone, pero lo cierto es que es igualmente práctico.

Funciones y extras

Te puede interesar |Cómo tener Animojis (o casi) en iPhone 8, iPhone 7, iPhone SE… ¡En cualquier móvil!

Como es evidente los dos últimos terminales traen montones de novedades, y hay muchísimos artículos donde leer más a fondo sobre todo lo que traen. En este caso, haremos hincapié en dos de las noticias que más revuelo han causado de las funciones y los extras que han traído consigo estos terminales.

Apple enamoró a decenas de miles de personas con los animojis, viralizándose desde su salida y creando montones de situaciones hilarantes que han pasado a la historia de internet. Lo que no gustó tanto es que únicamente los usuarios de los iPhone X pudiesen disfrutar de ellos.

Samsung ha querido coger su trozo del pastel, y es por ello que ha presentado su particular versión de los animojis, aunque con diferencias sustanciales: los AR Emoji. Su diferencia radica en que, en lugar de utilizar un emoji, podremos crearnos un avatar y usarlo para animarlo y compartirlo, o realmente, hacer lo que nos venga en gana.

En cuestiones de almacenamiento Apple sigue en sus trece de no permitir Micro SD en sus dispositivo, algo que si ya de por sí molestaba a sus usuarios, más lo ha hecho cuando no incorporó la opción de los 128 GB en el iPhone X.

Samsung pretende ganarle la batalla a Apple en este terreno, y es por ello que en la familia Galaxy seguimos teniendo la oportunidad de ampliar la memoria. Si bien es cierto que tendremos únicamente 64 GB de memoria interna, podemos hacerla crecer hasta los 400 GB mediante las tarjetas Micro SD. Algo muy de agradecer, teniendo en cuenta que los usuarios de iOS tenemos que pasar por caja y emplear servicios de almacenamiento en la nube.

Entonces… ¿Qué hago?

Te puede interesar |¿Es rival el Samsung Galaxy S9 para el iPhone X?

Esa es una pregunta que únicamente el comprador puede resolver en móviles que rondarán la misma gama. Mientras que el iPhone X cuesta 1159 euros en su versión de 64 GB (aunque aquí lo tienes con descuento por solo 888 euros) y 1329 euros en su versión de 264 GB, el Galaxy S9 costará 849 euros en su versión normal y 949 euros en su versión Plus, una diferencia de precio sustancial si el dinero es un factor muy relevante para ti.

Todos somos conscientes de nuestras necesidades y de lo que queremos. En esta comparativa destacamos y comparamos algunos de los puntos más fuertes de los dos terminales, pero lo cierto es que hay opiniones para todos los gustos. Si tienes pensado cambiar de móvil pronto y no te decides, busca, compara y escoge aquel que más se adapte a tus necesidades.

Vía | Bloomerg