Al fundador de Apple le roban sus bitcoins

Al fundador de Apple le roban sus bitcoins

Compartir

Últimamente, si hay algo que está sonando especialmente fuerte en la economía global, es el blockchain, y en especial, el bitcoin, que podéis gestionar con estas apps, responsable de que hace ya unos años comenzase esta revolución que parece ser el principio del fin para el dinero físico. O, al menos, lo sería si no fuese porque, en general, las criptodivisas son muy inestables, como hemos podido ver con el propio bitcoin, que sigue con la montaña rusa particular en que la han convertido los usuarios.

En este caso, os traemos una pequeña historia relacionada con el co-fundador de Apple, Steve Wozniak, que como muchos nos esperabamos, también está metido en este tipo de tecnología. En concreto, parece que hace un tiempo compró algunas bitcoins tras haber comprobado la espectacular subida de esta divisa un corto lapso de tiempo, con el fin de comprobar si en el futuro podría realizar transacciones con ellas en vez de con su tarjeta o dinero físico (como ya ocurre en algunos establecimientos online).

Sin embargo, Wozniak no es ajeno a las amenazas de seguridad que acechan la red, y que han estado realmente activas ultimamente gracias a la “privacidad” que las criptodivisas les proporciona. En su caso, para el atacante fue mucho más sencillo que un ransomware o algo parecido, simplemente necesito una tarjeta de crédito que le habían robado previamente, y a través de la cuál realizó una transacción que el ladrón canceló para llevarse siete bitcoins.

Te puede interesar | Lo que el fundador de Apple odia del iPhone X

Por supuesto, para alguien como Wozniak no es gran cosa que le roben siete bitcoins, aún a pesar del valor que estas pueden llegar a tener, pero viene bien recordar que nadie está seguro de las amenazas, ni siquiera mediante el blockchain. Y si por algún casual acabas viéndote afectado por algo así, hay pocas cosas que puedas hacer para resolverlo, precisamente por la seguridad que estas transacciones otorgan a sus usuarios. Aunque teóricamente no estén autorizados.

Vía | Mashable